Defensores de derechos humanos rechazan presencia policial en centros comerciales de Managua

Policía sandinista en Metrocentro / Cortesía

La presencia de la Policía sandinista dentro de los centros comerciales de Managua fue rechazada y condenada por los defensores de derechos humanos del país, señalando que esta institución viola los derechos de expresión y movilización de los nicaragüenses.

Los centros comerciales Galerías Santo Domingo, Metrocentro y Plaza Inter fueron invadidos este domingo por los uniformados, una semana después de que los manifestantes autoconvocados realizaran piquetes o protestas express, en los pasillos y restaurantes, a los que se sumaron los clientes de manera espontánea y los que se exigió la libertad para los presos políticos, entonar el Himno Nacional y pedir la renuncia de Daniel Ortega.

Policía sandinista en Galerías Santo Domingo / Cortesía

Para la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), lo que está haciendo la Policía sandinista es reprimir más a todos los nicaragüenses a que puedan expresarse libremente en cualquier parte del territorio.

“Condenamos el asedio, la persecución por parte de la policía a personas que lo que simplemente hacen es mantener sus derechos humanos como es la libertad de expresión, la libertad de movilización que está consagrada en nuestra Constitución Política… Realizar protestas esporádicas no afectan nuestra legislación. La Policía está cometiendo violaciones claras a los derechos humanos de cada una de las personas que están siendo detenidas”, dijo Karla Sequeira, asesora legal de la CPDH, en referencia al grupo de jóvenes que fue detenido anoche frente a Plaza Inter.

Para Marcos Carmona, director de la CPDH, en tiempos normales estaríamos aplaudiendo a la Policía por brindar seguridad ciudadana a los nicaragüenses, pero por la coyuntura y las condiciones actuales que vive el país esto es “una muestra más del temor que tienen al pueblo de Nicaragua de manifestarse el desacuerdo que hay con a política de este gobierno”.

“La presencia policial en los diferentes centros comerciales te demuestra que la Policía criminal sigue asediando al pueblo de Nicaragua… Al haber esta presencia policial no es para garantizar la seguridad ciudadana, sino para estar reprimiendo al pueblo que se está manifestando y que está cansado de los abusos y atropellos de esta policía criminal que tenemos”, aseguró.

Al respecto, Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), opinó que “Daniel Ortega se pone hacer espectáculos ridículos como es ponerse a cuidar a quienes estén comiendo en los restaurantes de comida rápida, meterse a los centros comerciales. La represión sigue, la persecución continúa”.