Liberan a Elsa Valle y a su hermana

Elsa Valle junto a su hermana / Foto: Canal 12

La joven Elsa Valle y su hermana Rebeca de 17 años de edad fueron secuestradas esta mañana por la policía sandinista cuando se encontraban en las afueras de los Juzgados de Managua. Una hora más tarde se confirmó que ambas hermanas fueron liberadas.

La Policía sandinista llevó a las jóvenes a su casa para impedir que siguieran protestando y exigiendo la libertad de su padre, el preso político Carlos Valle quien sería llevado a los Juzgados y puesto a la orden de un juez después de 60 días en El Chipote, sin embargo él nunca llegó.

Las hermanas Valle fueron secuestradas esta mañana por la Policía sandinista / Foto Canal 12

David Valle, más temprano había confirmado la detención de sus hermanas a 100% Noticias, señalando que se trató de una trampa por parte de las autoridades sandinistas.

"Parece que todo fue una trampa, nos presentamos los tres, mi hermana Elsa, mi hermana Rebeca y yo. Elsa sacó el banner de mi papá, la Policía comenzó a amenazar que guardáramos el banner, y ahorita que yo venía a mi trabajo me informaron que Elsa fue golpeada y secuestrada por la Policía, de igual manera mi hermana Rebeca que tiene 17 años… Las montaron a la camioneta, no sabemos a dónde se las llevaron", dijo David Valle.

Elsa denunció que mientras esperaban que llevaran a su papá a los juzgados, daba entrevistas a medios de comunicación, la Policía sandinista esperó que las hermanas se quedaran solas para montarlas a una patrulla policial.

“Me dijeron ‘ya que no están los medios, ya que te las das de huevoncita, si seguís jodiendo te vamos a llevar’. Los perros rabiosos nos agarraron brutalmente, un guardia agarró a mi hermana, la apretó y la tiró… Ellos me montaron adelante, me agarraron de los brazos, de los pies y me aventaron”, relató.“Sentí que el mundo se me iba, pensaba en mi hermana, volteaba ver atrás y ellos tapaban para que yo no viera como llevaban a mi hermana. Yo les pedía por mi hermana ‘háganme a mí lo que a ella le vayan a hacer’ les dije yo. Iba llorando por mi hermana, la agarraron como chancho”, contó Elsa.

Rebeca detalló que, al montarla a la tina de la camioneta por unos 15 oficiales, los hombres la iban golpeando y pateando en el estómago y espalda.

Las hermanas fueros llevadas a El Chipote donde les pidieron su información personal y les tomaron fotografías, luego las movieron a las celdas preventivas.

“Llega el famoso comisionado Santana y me dice ‘ves, te dije que ibas a caer, Vos ahora vas a pagar porque dijiste que aquí te violamos’, no le digo yo, aquí violaron mis derechos”, detalló la ex presa política.

Después de ser llevadas a El Chipote, las trasladaron a su casa a bordo de un microbús.