Autoridades policiales no brindan información de jóvenes chichigalpinos

Ernesto García / El Nuevo Diario

Los familiares de los tres jóvenes chichigalpinos que fueron detenidos ilegalmente por la Policía sandinista, denuncian que las autoridades no les dan información sobre la condición en la que se encuentran los jóvenes, además manifestaron que no se les notificó que serían llevados este sábado a los Juzgados para la audiencia preliminar.

Gerson Suazo, Claudia Campos y Cristhian Meléndez están siendo acusados por los delitos de secuestro, tortura, asalto, lesiones, posesión ilegal de armas de fuego y entorpecimiento de los servicios públicos.

“El sábado los llevaron a audiencia preliminar sin avisarle a sus familiares a pesar que es un derecho. Otra violación a los derechos humanos es que se había presentado unos recursos de exhibición personal los cuales no surtieron ningún efecto legal”, informó el abogado del Cenidh, Braulio Abarca.

“Fuimos a dejar el almuerzo a mediodía –en El Chipote- y no nos dijeron que los chavalos serían llevados a los Juzgados, hasta que ya íbamos de regreso a Chichigalpa fue que nos llamó el abogado y nos informó que ya había pasado la audiencia”, expresó un familiar de los detenidos que quiso omitir su nombre.

Los chichigalpinos fueron detenidos el pasado 28 de octubre por ser jóvenes que se unieron a las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega.

Gerson Suazo es hijo del subcomisionado Juan José Suazo Rivera, quien falleció en un accidente de tránsito hace tres años. En cambio, Claudia Campos y Cristhian Meléndez, son novios y activistas. Ellos fueron detenidos mientras se realizaba una vigilia para exigir la liberación de Gerson Suazo.