Un hijo de Bolsonaro ofreció a Brasil para juicio contra dictaduras de Nicaragua, Venezuela y Cuba

El diputado brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente brasileño Jair Bolsonaro, ofreció este sábado a su país como sede para un hipotético juicio a las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua, al participar en una cita regional conservadora.

"Sería un motivo de gran satisfacción para Brasil recibir a ese tribunal", dijo el diputado, quien organizó en la ciudad brasileña de Foz de Iguaçu la llamada "Cumbre Conservadora de las Américas", que congregó a representantes de la derecha de una decena de países de la región.

La propuesta para ese hipotético juicio fue planteada por el cubano Orlando Gutiérrez, un férreo opositor del gobierno de la isla radicado en Estados Unidos, quien afirmó que los pueblos de América Latina deben "unirse para ponerle fin" a los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela, que calificó de "dictaduras comunistas".

El filósofo brasileño Olavo de Carvalho, uno de los mentores de Jair Bolsonaro, también se manifestó en ese sentido y sostuvo que un tribunal de esa naturaleza debería juzgar a todos aquellos que "ampararon esos crímenes", tanto en Brasil como en otros países.

El presidente electo Jair Bolsonaro se comprometió a "consolidar" en América Latina la "nueva línea" política que "nació" en los comicios de octubre pasado y a sumar esfuerzos para combatir al comunismo en la región.

Según Bolsonaro, "todos" en América Latina "saben cuales son las consecuencias de la izquierda", sobre las que añadió que "el ejemplo más claro es Cuba, y el país que mas se aproxima a esa realidad es Venezuela".