Antimotines sandinistas agreden a periodistas que acompañaban a Carlos F. Chamorro en Plaza EL Sol

Carlos Herrera/Confidencial

La Policía sandinista de Daniel Ortega volvió a arremeter en contra de los periodistas de medios de comunicación independientes quienes acompañaban a Carlos F. Chamorro a las oficinas de la Policía en Plaza El Sol, para denunciar la toma arbitraria de las instalaciones de Confidencial y el robo de los equipos de trabajo.

La respuesta de la Policía ante la denuncia del periodista, fue agredir a los comunicadores que se encontraban acompañándolo. Un contigente de antimotines salió del Complejo de Plaza El Sol empujando y golpeando a los periodistas. 

 

El periodista Carlos Fernando Chamorro, denunció que ayer los policías obligaron a los guardas de seguridad de Confidencial para que agentes de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales, DOEP, se tomaran las instalaciones, las cuales todavía permanecían desordenadas por el saqueo que hizo la Policía en horas de la noche del jueves.

“Estoy al aire en canal 12 con Danilo Lacayo, denunciando una nueva ocupación policial de la redacción de Confidencial. Emplazo a la ministra de gobernación María Amelia Coronel a que ordene la desocupación de empresas privadas, que no tienen relación con ONG Cinco perseguidas”, escribió en Twitter Carlos Fernando Chamorro.

“La misma policía que ayer asaltó nuestras oficinas, ahorita acaba de regresar. Retiraron a los guardas de seguridad, y se han tomado nuestras instalaciones de forma ilegal”, escribió el periodista de Confidencial Wilfredo Miranda.

“La Policía del régimen ha ocupado el edificio de CONFIDENCIAL y ESTA SEMANA. Retiraron a los guardas de seguridad y seis agentes de las fuerzas especiales quedaron dentro de las instalaciones”, denunció Néstor Arce, periodista de Confidencial.

El jueves por la noche las oficinas de estos medios de comunicación fueron saqueadas por la Policía sandinista a pesar que se les explicó que en esas oficinas no estaba funcionando Cinco, a quien la Asamblea sandinista le quitó la personería jurídica.

“Exigimos la desocupación de confidencial. La policía de la dictadura debe desalojar las oficinas de Confidencial. Nuestra redacción está financiada por las empresas Promedia e Invermedia, no pertenece a ninguna ONG que han despejado de su personería jurídica. ¡No a la confiscación!