Unión Europea condena cierre de ONGs de Nicaragua

La Unión Europea (UE) aseguró hoy que la decisión de Nicaragua de retirar la personalidad jurídica a organizaciones de la sociedad civil supone "un paso más contra el Estado de Derecho" en el país latinoamericano.

Las recientes decisiones de las autoridades de Nicaragua de revocar la personalidad jurídica de organizaciones de la sociedad civil y periodísticas marcan un paso más contra el Estado de Derecho, las libertades civiles y el respeto por los derechos humanos", declaró en un comunicado la portavoz de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

Los Veintiocho esperan que las autoridades nicaragüenses "garanticen la protección de los miembros de esas organizaciones", añadió.

"Es la responsabilidad de las autoridades garantizar y proteger una sociedad civil vibrante y una prensa libre. Son pilares esenciales de la democracia y silenciarlas contrarresta la creación de condiciones para la reconciliación", agregó la portavoz.

Insistió en que es "esencial" un diálogo nacional "significativo" con el fin de identificar "un camino pacífico para salir de la crisis política en curso".

"Solo la responsabilidad, el diálogo y reformas políticas auténticas que conduzcan a elecciones libres y justas permitirán la reconciliación nacional", constató la portavoz.

El Parlamento de Nicaragua canceló el jueves la personalidad jurídica de cinco ONG, lo que elevó a nueve las organizaciones que han sufrido sanciones en las últimas dos semanas, en medio de una crisis social y política que ha dejado cientos de muertos en protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega desde abril.

El Legislativo nicaragüense suprimió el estatus legal a esas organizaciones sobre la base de un informe del Ministerio de Gobernación que las acusa de formar parte de un grupo de ONG que apoyaron "el fallido intento de golpe de Estado", como el Ejecutivo se refiere a las manifestaciones antigubernamentales.

Horas después de esta medida parlamentaria, al menos cinco ONG y un grupo de medios de comunicación denunciaron haber sido allanados sin orden judicial entre la noche del jueves y la madrugada del viernes, en acciones que incluyeron golpes a vigilantes y robo de dinero y teléfonos móviles.