8 meses de crisis, 10 golpes a la prensa: los mayores ataques contra los medios en Nicaragua

Foto cortesía

El allanamiento de las instalaciones del medio independiente Confidencial y la agresión a sus periodistas son sólo el último episodio de una serie de ataques contra la prensa desde que comenzó la crisis en el país centroamericano. En total, se han registrado más de 400 agresiones contra comunicadores en ocho meses, según la fundación Violeta Barrios de Chamorro.

Ataques a reporteros, acusaciones y persecución contra periodistas, intentos de censura, presiones y cierre de medios. Los ocho meses de crisis política en Nicaragua han pasado factura a los medios de comunicación, principalmente a los independientes. Desde que el pasado 18 de abril comenzaron las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, la fundación Violeta Barrios de Chamarro ha registrado al menos 420 agresiones a trabajadores de la prensa, entre ellas el asesinato de Ángel Gahona.

Gahona falleció de un disparo en la cabeza mientras transmitía en vivo las protestas al comienzo de una crisis que ha dejado entre 325 y 545 muertos, según diversos organismos de derechos humanos, además de 576 presos políticos y miles de exiliados. Por otra parte, Nicaragua se ha convertido en el país con mayores detenciones de periodistas en Latinoamérica, según advirtió el relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la última semana, el allanamiento de las instalaciones y la incautación de los equipos del medio independiente Confidencial, además de la agresión a sus periodistas, llevó a la ONG Reporteros sin Fronteras (RSF) a solicitar a Naciones Unidas que intervenga ante el gobierno de Ortega por los abusos cometidos. "Los ataques y la censura contra la prensa independiente se han intensificado desde noviembre en el país", advierte la organización.

Estos son 10 de los principales golpes contra la prensa en los ocho meses de crisis de Nicaragua:

18 de abril

Comienzan las protestas y golpean a periodistas

El 18 de abril, las calles de Nicaragua explotaron en contra del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes impusieron una fallida reforma a la seguridad social. Ese día, en el centro comercial Camino de Oriente, turbas sandinistas agredieron a quienes se manifestaban. La Juventud Sandinista arremetió con violencia sin hacer distingo de opositores y periodistas. Un reportero del programa radial Onda Local fue golpeado con un tubo en la cabeza. El impacto lo mandó a una cama de hospital; pasó alrededor de cinco días en estado de coma. Reporteros gráficos de agencias como AP fueron asaltados por las turbas coléricas. Un camarógrafo de 100% Noticias, uno de los medios de comunicación con mayor audiencia, fue despojado también de su cámara de video.

19 de abril

Sacan del aire 100% Noticias

Nicaragua era un polvorín el 20 de abril. Protestas pacificas por doquier y la Policía reprimiendo a universitarios y ciudadanos. 100% Noticias, el único canal que transmite informaciones las 24 horas, ejercía una cobertura intensa. Orlando Castillo, director del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR), citó al periodista Miguel Mora a su despacho. La orden era clara: el gobierno de Ortega le exigía al director de 100% Noticias no dar coberturas a las protestas ciudadanas. Mora se rehusó tajantemente. De inmediato, TELCOR censuró y sacó la señal de 100% Noticias del aire durante seis días.

20 de abril

Turbas sandinistas queman Radio Darío

A 90 kilómetros de Managua, en la ciudad de León, los universitarios también se habían revelado. El personal de Radio Darío transmitía los disturbios cuando una bomba explotó en su recepción. De acuerdo a Aníbal Toruño, director de la emisora, turbas sandinistas incendiaron sus instalaciones con el personal dentro del edificio. Los periodistas y controlistas intentaron sofocar el siniestro, pero fue imposible. Las llamas lo calcinaron todo. Desde el incendio, Radio Darío y sus periodistas han sido constantemente detenidos y asediados por policías y paramilitares asociados al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Por otra parte, el 20 de abril, en Managua, las turbas sandinistas asaltaron a varios fotoreporteros en las inmediaciones de la Catedral de Managua.

21 de abril

Asesinan a un periodista

Fue un solo impacto en la cabeza. El reportero se desplomó y rodó por unas gradas. La transmisión que realizaba en Facebook Live se interrumpió cuando cayó al suelo, abatido por la bala. “Ángeeeeeeel”, gritó una de sus colegas con desespero. El asesinato de Ángel Eduardo Gahona en la ciudad de Bluefields fue el primero de un periodista en la actual crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua. Aunque el gobierno de Ortega ordenó un juicio para esclarecer el crimen, los familiares del periodista rechazaron el proceso al considerar que los condenados son dos jóvenes inocentes. La familia de Gahona acusa a la Policía leal a Daniel Ortega y Rosario Murillo de ser la verdadera responsable del asesinato.

10 de julio

Turbas asaltan y golpean a periodistas en Diriamba

En la ciudad de Diriamba, una de las más golpeadas por la represión, sucedió uno de los ataques más duros contra la prensa nicaragüense y extranjera el 10 de julio. Los reporteros cubrían el rescate que los la Conferencia Episcopal intentaba hacer de unos manifestantes que estaban encerrados en una iglesia católica. Los opositores estaban rodeados de paramilitares. Cuando los obispos llegaron a Diriamba, las turbas los golpearon junto a los periodistas. Ese día fueron agredidos decenas de periodistas. Las turbas y paramilitares robaron decenas de cámaras y celulares de los reporteros. La mayoría de ellos sufrieron graves golpes, como Jackson Orozco de 100% Noticias. 20 días después, el 30 de julio en la ciudad de Granada, los paramilitares secuestraron al corresponsal de Acción 10, Roberto Collado.

20 de agosto

El gobierno envía a un emisario para acallar un noticiero

El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo envió la madrugada del 20 de agosto a las instalaciones de Canal 10 a un emisario político para acallar al noticiero más visto de Nicaragua: Acción 10. Óscar Ortiz, jefe de prensa del oficialista Canal 8, ingresó de forma ilegal a las instalaciones de la televisión y se le presentó a los periodistas de Acción 10 como “el nuevo jefe de información”. Ante la negativa de los reporteros independientes, el gobierno escaló más las presiones y abrió “un proceso de inteligencia financiera” contra Carlos Pastora, gerente de Canal 10. Pastora se vio obligado a refugiarse en la embajada de Honduras en Managua. El gerente pudo salir de la delegación diplomática este 4 de diciembre y de inmediato viajó hacia Estados Unidos. Hasta ahora, el gobierno mantiene presiones sobre Canal 10 para comprarlo y controlarlo. Días antes, el corresponsal de Acción 10 en la ciudad de Jinotega tuvo que huir por veredas hacia Honduras para escapar de las amenazas de muerte en su contra.

17 de octubre

Paramilitares destrozan la lengua de un periodista

La noche del 17 de octubre el periodista y presentador de noticias de VosTV, Héctor Rosales, volvía a su casa cuando cuatro sujetos desconocidos lo interceptaron. Solo le robaron su celular y le propinaron una brutal golpiza. Los sujetos le golpearon en la boca hasta el punto que le destrozaron la lengua. El mensaje, según Rosales, fue claro: callarlo. En noviembre, el cronista deportivo de Radio Corporación, Gustavo Jarquín, sufrió una golpiza de parte de policías que lo acusaban de “golpista”.

30 de octubre

Vuelven a arremeter contra 100% Noticias

El ente rector de las telecomunicaciones, Telcor, arremetió nuevamente contra 100% Noticias al ordenar a las cableras de Nicaragua sacar la señal de ese canal y poner en su lugar al oficialista canal 6. “Esta acción denota explícitamente que el gobierno sandinista está buscando la forma para censurar una vez más a 100% Noticias”, dijo Miguel Mora, director de la televisora. En los siguientes días, Mora y su esposa fueron objeto de una feroz persecución policial y paramilitar por la que los detuvieron seis veces y su casa es vigilada con drones. A Mora lo encañonaron y amenazaron de muerte. El asedio persiste en la casa de habitación de los periodistas y en la sede del canal.

31 de octubre

Capturan y torturan al director de Radio Mi Voz

El director de Radio Mi Voz, que opera en la ciudad de León, fue capturado con exceso de violencia por la Policía Nacional. ¿Su delito? Dar cobertura a las manifestaciones en contra del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Como ha sucedido con las más de 40 detenciones de periodistas a manos de policías, Álvaro Montalván fue apresado sin ninguna orden judicial. Estuvo secuestrado durante 48 horas en las celdas policiales de León. Tras ser liberado, denunció que fue torturado en prisión. Los oficiales lo acusaban de “golpista y terrorista”. El acoso continuó contra esa radio hasta que su director decidió cerrar operaciones el 29 de noviembre.

15 de diciembre

Asalto, confiscación y golpes a Confidencial

Aunque varios medios (en especial radiales) han cerrado en Nicaragua debido al acoso del gobierno desde el mes de abril, el ataque más directo sucedió contra la redacción de Confidencial, el medio de investigación más prestigioso de ese país. Los oficiales asaltaron la redacción y menos de 24 horas después la confiscaron sin una orden judicial. Los policías se tomaron el edificio privado con armas. Luego, cuando el director de ese medio de comunicación acudió a buscar una respuesta a la sede de la policía, él y su equipo fueron vapuleados por fuerzas antimotines. Los reporteros de Confidencial han sufrido diversos acosos en los últimos meses, en especial el editor Carlos Salinas Maldonado, quien en dos ocasiones fue perseguido e insultado por paramilitares.

*Tomado íntegro de UNIVISION