Costa Rica condena escalada represiva en Nicaragua y expulsión de misiones de la CIDH

Carlos Alvarado, presidente Costa Rica / Cortesía

El gobierno de Costa Rica condenó la decisión del gobierno sandinista de expulsar al MESENI, las visitas de la CIDH al país, así como la declaración de expiración anticipada del plazo, objetivo y misión del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

“Esta decisión, que representa en la práctica una expulsión de estas misiones regionales, resulta arbitraria”, dice un comunicado de la Cancillería tica.

Costa Rica indicó que “ante el deterioro constante de los derechos humanos y la institucionalidad en Nicaragua se requiere la presencia de mecanismos que puedan asegurar su plena vigencia.  Por ello, la presencia y el trabajo urgente de estos mecanismos es hoy más que nunca indispensable”. 

“El Gobierno de Costa Rica reitera su total respaldo a la labor de la CIDH y su decisión de mantener al MESENI en funcionamiento desde Washington, D.C.”, señaló.

Costa Rica se solidarizó, además, con los estudiantes, periodistas, medios de comunicación, defensores de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil, que siguen sufriendo el acoso, la represión y la persecución por parte del régimen sandinista.

“Costa Rica hace un nuevo llamado para el cese inmediato de la represión gubernamental y exhorta al Gobierno de Nicaragua a dar muestras fehacientes de respeto a los acuerdos alcanzados con los mecanismos antes mencionados, así como su obligación de garantizar los derechos humanos de todas las personas en ese país”, agregó.

Asimismo, hizo un llamado a la comunidad internacional “para sumar esfuerzos bilaterales y multilaterales tendentes a garantizar el pleno respeto de los derechos humanos en Nicaragua y la reapertura del diálogo para restablecer la paz y el entendimiento en ese país”.