Responsabilidad de Ortega en masacre debe ser investigada, dice GIEI

Amérigo Incalcaterra
100% Noticias

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentó el informe final sobre los hechos de violencia ocurridos en Nicaragua, ocurridos desde el 18 de abril hasta el 30 de mayo de este año, reportando 109 asesinatos que respondieron a la represión impulsada por la máxima autoridad del Estado, Daniel Ortega, por lo cual los expertos recomiendan investigar al dictador.

El GIEI demostró que hubo coordinación entre la Policía, grupos paraestatales (paramilitares) y grupos de choque. En la actuación policial estuvieron involucrados las máximas autoridades y por lo cual también se recomendó investigar a Francisco Díaz, Aminta Granera, exdirectora de la Policía sandinista, como a Ramón Avellán, y Adolfo Marenco.

ESTE ES EL INFORME FINAL DEL GIEI NICARAGUA

En la presentación estuvieron los miembros del GIEI que estuvieron en Nicaragua y que ayer abandonaron el país tras ser expulsados por el régimen sandinista.

Amérigo Incalcaterra, dijo que recibieron centenar de denuncias, revisaron más de 10 mil documentos y millones de mensajes en redes sociales. Asimismo, destacó que “no hay evidencia de golpe de estado”, idea que el régimen sandinista intentó venderles.

El GIEI presentó videos donde queda demostrado que la Policía sandinista y paramilitares atacaron a los manifestantes autoconvocados, usando armamento de guerra.

El GIEI menciona la falta de información por parte del Estado nicaragüense.

Pablo Parenti, miembro del GIEI, informó sobre los patrones de violencia detectados, entre ellos la Policía, grupos paraestatales y grupos de choque que golpeaban a vista de la Policía.

Señaló que la Policía y grupos paraestatales usaron armas de fuego y de guerra contra los manifestantes y población civil en muchas partes de Nicaragua y de manera sostenida. Se observó fusiles de guerra, y francotiradores dragunov; además las balas de goma que se utilizaron al principio de las protestas fueron dirigidas a ojos de los manifestantes.

Parenti, señala que el informe reporta 109 asesinados en el periodo del 18 de abril al 30 de mayo, de estos 95 presentaron disparos en cabeza, cuello, y tórax. Mencionó más de 1,400 heridos y de estos 599 con arma de fuego, muchos de ellos con secuelas permanentes.

El GIEI refiere que la actuación contra el pueblo de Nicaragua fue ordenada por las altas esferas de la Policía, en este caso Daniel Ortega, Aminta Granera, y Francisco Díaz; otros responsables son Avellán, Marenco, y autoridades policiales de los departamentos.

Claudia Paz, señaló que, al llegar a Nicaragua, se dieron cuenta de la falta de independencia del sistema de justicia, y la falta de mandato de la Fiscalía.

“Lo primero que se nos dijo fue ‘ustedes debe coadyuvar a través del Ejecutivo’… La Fiscal general se negó a darnos acceso a expedientes y darnos información”, expresó.

Sin embargo, aclaró que por medio de personas -no mencionó su nombre para proteger su identidad-, sí lograron tener acceso a siete expedientes de personas judicializadas y 14 criminalizadas.

En los siete casos a los tuvo acceso hubo graves deficiencias, la mayoría de escenas del crimen no se documentaron.

Paz indicó que de las 109 personas fallecidas que reportan, 100 de estos casos no ha llegado al poder judicial, siguen en la impunidad, y en ningún momento se ha iniciado un proceso judicial contra las fuerzas de seguridad (Policía).

Sofía Macher, destacó que el Estado negó muertes.