La reforma tributaria que sangra al pueblo

LA PRENSA

La semana pasada, el ministro de Hacienda, Iván Acosta, reveló que el gobierno ha obtenido al menos 4.442 millones de córdobas adicionales mediante la reforma tributaria que aplica desde marzo pasado, y que ha gravado la mayoría de los productos de consumo básico en Nicaragua.

Según cifras del Banco Central, como resultado de lo anterior, a cuatro meses de la aplicación de la brutal reforma a la Ley de Concertación Tributaria, la canasta básica superó en junio los 14.000 córdobas, impulsada por las constantes alzas que han provocado que sólo el gasto en alimentos se acerque a los diez mil córdobas, un nivel no registrado en años.

Antes de que entrara en vigencia el demoledor ajuste fiscal, la canasta básica de 53 productos y diseñada para cinco personas se cotizaba en febrero en 13.414,7 córdobas, sin embargo al terminar la primera mitad del año esta se elevó a 14.084,4 córdobas, lo que representa un alza acumulada desde entonces de 669,7 córdobas.

Los aumentos al precio de la canasta básica por la reforma fiscal fueron de 245,89 córdobas en marzo,  120,21 córdobas en abril, 120,47 córdobas en mayo y 183,15 córdobas más en junio.

El incremento acumulado entre marzo y junio de este año con respecto a febrero contrasta con los 237 córdobas que había subido la cesta familiar en igual período del año pasado. Además, el aumento es casi cuatro veces superior a los 168 córdobas que la canasta subió en todo el 2018, en plena inestabilidad política que desembocó en recesión económica.

El detalle de las alzas y los productos más afectados se observa en esta infografía de LA PRENSA:

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ