Policía pinta en amarillo un muro que iba a ser azul y blanco

El excarcelado Francisco Sequeira filmó el abuso cometido por oficiales de la institución.
EFE

El muro de la casa del excarcelado Francisco Sequeira, en Juigalpa, fue pintado de amarillo por órdenes de la Policía, después de impedirle ayer al ciudadano que lo pintara con los colores de la bandera nacional, como él había intentado hacerlo.

En un video que subió a las redes sociales, el ciudadano denunció que la capitana de la Policía de Chontales, Celina Ríos, le despojó de la pintura azul y blanco que había comprado para darle vida al pequeño muro de su vivienda, y ordenó pintarlo en color amarillo, en contra de la voluntad de Sequeira.

Empleados de la Alcaldía pintaron el muro bajo la protección de varios efectivos policiales, patrullas y un grupo de elementos paramilitares apostados a pocos metros del lugar.

"Siéntanse orgullosos, que el color azul con el que estaba pintando mi casa es el color de su camisa, oficial, es el color azul de la bandera que representa nuestra Patria", les dijo el ex preso político a los efectivos del gobierno.

Francisco Sequeira agregó que la Policía fue creada para resguardar el orden público y "para proteger a la ciudadanía de Nicaragua. No fue creada para robar, para dañar ni para matar".

 

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ