¿Turistas o asesores militares?

Revista militar analiza invasión de cubanos a Nicaragua
Maynor Valenzuela/AFP

"Bajo la bandera del turismo, agentes cubanos viajan a Nicaragua para evitar la caída del régimen Ortega-Murillo".

Por Julieta Pelcastre/Diálogo | 10 agosto 2019

De acuerdo con el Instituto Nicaragüense de Turismo, más de 5000 cubanos llegaron a Nicaragua en los primeros cinco meses de 2019, lo que representa un incremento de casi 900 por ciento con respecto a los 566 que llegaron en 2018. Lejos de tener como objetivo la visita a los atractivos turísticos del país, la mayoría de los cubanos realizan actividades encubiertas en apoyo a la permanencia en el poder del presidente Daniel Ortega y de su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo.

El 30 de mayo, el diario nicaragüense La Prensa aseguró que 200 asesores de la Dirección de Seguridad de Cuba operan de manera regular con las Fuerzas Armadas de Nicaragua y ofrecen capacitación a funcionarios de la policía y de la dirección general de Aduanas y Sistema Penitenciario. Algunos de esos asesores llegaron al país en 2007, pero su número aumentó en forma exponencial tras la rebelión de abril de 2018, que dejó cientos de manifestantes muertos, desaparecidos y presos, así como miles de nicaragüenses en el exilio.

“Los estrategas cubanos son capaces de neutralizar la disidencia interna del país de la manera más brutal, y sostener la dictadura del dúo Ortega-Murillo”, dijo a Diálogo Jorge Serrano, académico vinculado al Centro de Altos Estudios Nacionales de Perú. “Cuba despliega asesores políticos y militares de inteligencia y contrainteligencia en las bases militares y en las instancias claves del poder político y económico de Nicaragua”.

Los militares desplegados arriban al país en vuelos comerciales, entre los migrantes cubanos que buscan escapar de la isla rumbo a los Estados Unidos, dijo al diario panameño Panam Aníbal Toruño, director de la emisora nicaragüense Radio Darío. “Esta es una forma velada de enviar agentes de inteligencia y asesores aliados al servicio de Ortega, en momentos en que crece el temor por la permanencia del sandinismo en el poder”, agregó.

Aunque para el régimen cubano la joya de la corona es Venezuela como proveedor de recursos, Nicaragua posee una importante ubicación geoestratégica en el continente para los intereses del eje que conforman China, Corea del Norte, Cuba, Irán, Nicaragua,  Rusia y Venezuela, dijo Serrano. “El país caribeño es la cabeza estratégica de un ‘plan continental-internacional’ que busca defender hasta las últimas consecuencias la permanencia de las fuerzas de izquierda en Latinoamérica”, aseguró.

Las Madres de Abril se manifiestan en la celebración del día de la madre, el 30 de mayo de 2019, en honor a los niños asesinados durante las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, en Managua. (Foto: Inti Ocón/AFP)

Asimismo, indicó que quienes dirigen y operan la estrategia de asesoramiento político de represión radical, violenta, sistemática, pero también selectiva en territorio nicaragüense son el líder socialista Raúl Castro y Julio César Gandarilla, ministro del Interior de Cuba. Además, comentó que la maniobra es la misma que utilizan los líderes políticos, instituciones militares y de inteligencia cubanos para el sostenimiento interno de la dictadura de Nicolás Maduro. “Estos estrategas no asesoran a la distancia, asesoran en el terreno”.

Durante el foro realizado por la Comisión de Justicia Cuba, en San José, Costa Rica, el 29 de mayo, exiliados nicaragüenses denunciaron el incremento de personal militar cubano en operaciones represivas del régimen de Ortega. En el foro, El exmilitar nicaragüense Carlos Zamorán, denunció ante la comisión que desde 1980 ya había presencia de cubanos en las fuerzas militares de su país. “Los militares eran supuestamente asesores, pero estaban preparados para torturar y asesinar a campesinos”.

“El comportamiento de Cuba en el hemisferio occidental socava la seguridad y la estabilidad de los países de la región”, expresó a la prensa el secretario de Estado de los EE. UU. Michael Pompeo. “El régimen cubano exporta desde hace años sus tácticas de intimidación, represión y violencia”.

El Congreso de Nicaragua autorizó, el 13 de noviembre de 2018, el ingreso de embarcaciones, aeronaves y personal militar de Cuba, Rusia y Venezuela, a partir de la segunda mitad de 2019 con fines de adiestramiento e intercambio de experiencias. El Ejército de Nicaragua también podrá desplegar personal militar hacia las naciones que enviarán a sus oficiales con los mismos fines. Cada seis meses el Estado nicaragüense renueva el ingreso de tropas extranjeras y equipo militar al país.

“Todo el apoyo que Nicaragua recibe de Cuba, Venezuela y Rusia socava gravemente los esfuerzos internacionales para ejercer presión sobre el régimen de Ortega”, dice el reporte de diciembre de 2018 Lecciones de Venezuela para Nicaragua, emitido por el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales, con sede en los EE. UU. “Aunque los asesores cubanos participan en forma abierta bajo la bandera del turismo o en forma encubierta en Nicaragua, la comunidad internacional debe sumar más esfuerzos para enfrentar y frenar las acciones dictatoriales del régimen Ortega-Murillo”, finalizó Serrano.

U

La Policía se ha armado hasta los dientes a partir de las protestas de abril de 2018. (Foto: Inti Ocón/AFP)