UNAB brinda total apoyo a Luciano García

Ante acusación entablada por nicaragüenses en Costa Rica
LA PRENSA

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) expresó este domingo su apoyo a Luciano García, integrante de esa coalición de organizaciones sociales y políticas, ante las acusaciones presentadas en su contra por dos nicaragüenses radicados en Costa Rica.

Nohemí Pavón y Junior González presentaron una acusación por injurias y calumnias contra García, quien dijo no conocer a esos ciudadanos.

“Son personas que no conozco. Ahora interpusieron una supuesta acusación en mi contra, pero las autoridades todavía no me han citado”, aseguró vía telefónica Luciano García al diario La Prensa.

Según el rotativo,. Pavón es una ex proveedora de servicios del gobierno de Daniel Ortega, que se encargaba del montaje de altares en la Avenida Bolívar. Pero en 2016 denunció el presunto derroche del erario en el que incurre el gobierno, a través de las instituciones del Estado durante esa festividad religiosa.

Lea también: Otro invento de la Fiscalía: ahora quieren involucrar en trama judicial a Luciano GarcíaProtesta de exiliados

Las acusaciones contra García se dieron a raíz de los acontecimientos del 28 de julio de este año, durante una reunión de exiliados con representantes de la Alianza Cívica y de la UNAB en San José, Costa Rica.

“En la reunión había un ambiente normal. Entendemos el dolor y la desesperación de los exiliados, pero lo que pasó después fue que irrumpió un grupo que no estaba invitado”, dijo Violeta Granera, miembro del consejo político de la Unidad Nacional.

Según Granera, en todo momento Luciano García intentó mediar para evitar un enfrentamiento, pero los manifestantes reaccionaron de manera violenta.

Luciano García, miembro de la Comisión de Relaciones Internacionales de la UNAB, reveló que fueron alertados por las autoridades costarricenses de que en la reunión de exiliados había infiltrados enviados por el gobierno de Nicaragua.

 

“Identificamos a tres personas que son infiltrados del régimen, no vamos a revelar sus nombre ya que las autoridades costarricenses ya están al tanto”, indicó García. 

Sin temor a investigación

García aseguró que se siente “tranquilo” ante cualquier investigación que se inicie en Costa Rica sobre este caso. “Aquí hay democracia”, expresó y aseguró que las autoridades ticas le siguen de cerca la pista a posibles infiltrados del régimen.

Le puede interesar: Nicas exiliados buscan apoyo del presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado

“Ninguna imagen, ninguna prueba documental, ni siquiera acusación alguna de parte de quienes se oponían al conversatorio promovido por el movimiento de Luciano García ha referido hasta el día de hoy señal alguna de violencia”, dijo la UNAB en un comunicado.

Luciano García es el presidente ejecutivo de Hagamos Democracia, organización a la que el gobierno le canceló ilegalmente su personería jurídica a fines de 2018, junto a otras ocho ONGs señaladas de apoyar un supuesto "golpe de Estado fallido" para desestabilizar a Ortega.

En julio pasado, sus abogados fueron notificados sobre el cierre del proceso judicial en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua, donde lo acusaban de "financiamiento al terrorismo" junto al campesino Freddy Navas y otros dirigentes sociales.