Holanda congela entrega de US$20 millones por tres años

Persiste represión y falta de libertad en Nicaragua, advierte gobierno de Países Bajos

Holanda congeló durante tres años la entrega de más de 20 millones de dólares que se utilizarían para construir el Hospital Regional del Caribe Norte, en Bilwi, debido a que persiste en el país una situación de "violencia, represión, detenciones arbitrarias y falta de libertades fundamentale", informó la embajada de los Países Bajos.

La representación diplomática de Holanda en Costa Rica indicó que la decisión de congelar la donación de dicho fondo se prorrogó para los próximos tres años, reafirmando la posición adoptada el año pasado cuando anunció la medida.

“El Reino de los Países Bajos está preocupado por la violencia, represión, detenciones arbitrarias y la falta de libertades fundamentales en Nicaragua que ha venido sucediendo desde el 18 de abril”, señaló un correo electrónico enviado al diario La Prensa de Managua.

"La decisión también se tomó debido a las quejas sobre la obstrucción y la grave demora en el acceso a la atención médica para los manifestantes en Nicaragua”, agregó.

Holanda suspendió su ayuda el 20 de julio del 2018, incialmente por dos meses, y en octubre extendió la medida por otros nueve meses.

“El congelamiento es por un periodo de 3 años”, respondió ayer la embajada europea a La Prensa.


La decisión de Holanda explicaría por qué el gobierno decidió comenzar a construir el Hospital Regional del Caribe Norte, en Bilwi, a partir del próximo 23 de agosto, cuyo “hueco” que dejó la suspensión de esta millonaria donación será cubierto con impuesto de los nicaragüenses.

El hospital de Bilwi tiene un costo de 82 millones de dólares, según informó la vicepresidenta Rosario Murillo, y su construcción se ejecutaría con fondos propios y con un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

“Nuevo hospital regional en el Caribe Norte, sueño hecho realidad, haciéndose realidad. En Bilwi, Puerto Cabezas, a un costo de 82 millones de dólares, con fondos del Banco Centroamericano de Integración Económica y del Gobierno de Nicaragua. Se inicia la construcción el 23 de agosto, 207 camas”, especificó Murillo.

Lea además: Holanda congela donación de hospital debido a la represión orteguista

Diseño del hospital regional del Caribe norte, que ya no se construirá con la cooperación holandesa.

Ortega y Murillo, los responsables

El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), Mario Arana calificó como “una pérdida para el país, en momentos que necesitamos recursos, hemos venido perdiendo reservas internacionales de manera bastante importante y obviamente esto es un monto que va afectar las finanzas públicas”.

A criterio de Arana la decisión de Holanda es parte de la tendencia de deterioro económico y social del país, ante la negativa del régimen de Ortega de permitir un cambio político. “Esto es un signo de incapacidad para gobernar, aquí nada está normal”, reafirmó.

El analista político Róger Arteaga dice que los tres años que estableció Holanda es un “compás de espera para que la situación de Nicaragua se normalice, y ya sabemos que la normalización de la situación en Nicaragua está en manos de la familia Ortega -Murillo, no en manos del pueblo, ni de la comunidad internacional”.

Arteaga además cree que ese plazo es un mensaje claro de que dicho país europeo “no va desembolsar ni un peso hasta tanto la familia gobernante no se decida dar lo que le pueblo está reclamando: derechos constitucionales, porque no están pidiendo nada extraordinario sino que le restituyan los que les han quitado constitucionalmente”.

Según Mario Arana, solo unas elecciones anticipadas, supervisadas y transparentes, sea cuál sea el partido que gane, permitirán que la cooperación de la comunidad internacional retorne al país.

“Esto es una muestra más de las consecuencias de las acciones de la dictadura, nosotros lo dijimos el día que se anunció el cierre de la negociación, que iban a haber consecuencias y esas son algunas de las consecuencias, y Holanda ha sido un país que tradicionalmente ha ayudado mucho a Nicaragua", comentó a su vez Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica.

Lo que pedía Holanda

En el comunicado de julio del año pasado y que esta vez volvieron a reiterar, los Países Bajos resaltaron la importancia del diálogo para superar la crisis en Nicaragua.

Además del diálogo, aclaró que este debe pasar por “una investigación de las denuncias de obstrucción a la asistencia médica, el cese inmediato de la violencia y el desmantelamiento de los grupos paramilitares”.

Lea también:  El BID, Taiwán … Estas son las fuentes de dinero que aún fluyen a favor de Ortega pese a la condena mundial

En concreto pedía que se implementara en Nicaragua las 15 recomendaciones formuladas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que incluía los aspectos antes mencionados.

Desde entonces, Ortega sepultó el diálogo, aprobó una ley para perdonar y ocultar los crímenes cometidos por sus fuerzas de choque y mantiene secuestrados los derechos constitucionales de los nicaragüenses.

(Con información del diario La Prensa)