José Miguel Vivanco: “ Gobierno de Nicaragua vino a mentir”

El representante de Human Rights aseguró que el discurso del gobierno de Nicaragua carece de toda credibilidad
José Miguel Vivanco: “ Gobierno de Nicaragua vino a mentir”

El director de la división de las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco aseguró que el gobierno de Nicaragua llegó a mentir a la Asamblea del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas.

En una entrevista con 100% Noticias el defensor de derechos humanos aseguró que, el informe de la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU Michelle Bachelet fue contunden sobre la crisis que vive Nicaragua. “La situación no ha mejorado, la impunidad es total frente a las atrocidades cometidas por los agentes del Estado y ampones armados que trabajan con la policía, son responsables de severas violaciones a los derechos humanos”, aseguró Vivanco.

El representante de Human Rights aseguró que el discurso del gobierno de Nicaragua carece de toda credibilidad, y que la sesión “dejo muy claro” su consenso en cuanto al régimen de Daniel Ortega y su responsabilidad en los gravísimas violaciones a los derechos humanos cometidas en el país.

“Insistimos en que la Alta Comisionada debe ingresar al país, también los periodistas perseguidos, los exiliados, deben liberar a las 130 personas que permanecen en prisión, debe haber justicia los hechos no van a quedar impunes”, enfatizó.

Analizan si pedirán sanciones contra el ejercito de Nicaragua

Sobre las recientes declaraciones del jefe del ejercito de Nicaragua, General Julio Cesar Avilés, donde respalda la teoría del golpe de Estado del régimen de Daniel Ortega; Vivanco señaló que analizan detenidamente la posibilidad de solicitar al gobierno de Estados Unidos imponga sanciones en su contra.

Por su parte, Michelle Bachelet llamó a retomar el diálogo entre el régimen y la oposición. “Se necesita retomar un diálogo transparente, incluyente, honesto, sostenible”, dijo.

Mientras Valdrack Jaentschke, representante de Nicaragua ante la ONU huyó sin responder las preguntas sobre las violaciones a los derechos humanos en el país.