Estado de Nicaragua cerró por completo el caso Dina Carrión

El caso de Dina Carrión, como otros similares, se encuentra en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, por la demanda de la familia debido a la falta de respuesta del Estado

El Estado de Nicaragua cerró por completo el caso de Dina Carrión, un caso que familiares y organizaciones de mujeres denuncian como femicidio y que el Estado tipificó como suicidio.

El hecho fue calificado de suicidio por la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, CSJ, pese a  que el siquiatra de Dina afirmó que no tenía tendencias suicidas.

En el sitio web de la CSJ, en nota de prensa del 2014, la magistrada presidenta señala que ella no había dicho nada nuevo “hay dictámenes que existen desde días posteriores a la muerte, también hay otras ampliaciones, una del médico forense que realizó el primer dictamen y otra de una junta de médicos forenses, todos concluyen en lo mismo, que fue suicidio”.

Este martes organizaciones feministas se pronunciaron sobre el caso. Sus familiares responsabilizan del supuesto asesinato de Dina Carrión a su pareja Carlos Siles.

Si bien en 2013 la Fiscalía acusó a Siles Saravia por parricidio, dicha demanda no prosperó porque el acusado interpuso un Recurso de Amparo en la CSJ, siendo beneficiado y paralizándose el proceso en la primera instancia.

El caso de Dina Carrión, como otros similares, se encuentra en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, por la demanda de la familia debido a la falta de respuesta del Estado de Nicaragua. Como se recordará, la CIDH tiene el mandato de promover el cumplimiento y la defensa de los derechos humanos y actúa como órgano consultivo de la OEA en cuanto los derechos humanos en la región.