Lucía Pineda Ubau: la “dictadura” en Nicaragua “es peor” que la de Venezuela

En entrevista con Noticias Telemundo después de la audiencia, Pineda Ubau aseguró que tanto la opinión pública como los tomadores de decisiones en EEUU deben entender que en Nicaragua no hay “normalidad”

Ni la cárcel ni la tortura psicológica lograron reducir ni neutralizarla, y hoy miércoles, la periodista nicaragüense y exprisionera política, Lucía Pineda Ubau, pidió la ayuda de la comunidad internacional con la advertencia de que la “dictadura” en Nicaragua “es peor” que la de Venezuela.

Pineda Ubau y otros tres periodistas nicaragüenses también atacados por el gobierno del presidente, Daniel Ortega, acudieron hoy a una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA con el mensaje de que la prensa sigue bajo “asedio” en Nicaragua.

En entrevista con Noticias Telemundo después de la audiencia, Pineda Ubau aseguró que tanto la opinión pública como los tomadores de decisiones en EEUU deben entender que en Nicaragua no hay “normalidad” y que, incluso, la “dictadura” es peor que la de Venezuela, que acapara más atención mediática internacional.

“Las cosas en Nicaragua todavía no están normal, incluso yo digo que esta dictadura es hasta peor que la de Nicolás Maduro (en Venezuela), porque si sacas en proporción, población y víctimas que ha habido, ves que ha habido más víctimas de muerte en Nicaragua en este sistema de represión que impuso Daniel Ortega desde el año pasado”, explicó.

Pineda Ubau se refería a la ola de represión iniciada el 18 de abril de 2018, que el gobierno de Ortega emprendió para aplacar protestas en su contra, que en un principio estaban dirigidas contra la reforma de la Seguridad Social pero posteriormente se ampliaron contra el “régimen orteguista”.

Los enfrentamientos violentos, que causaron la repulsa de organismos internacionales, incluyendo la CIDH y la Organización de Estados Americanos (OEA), dejaron un saldo de al menos 328 muertos.

La periodista fue detenida el pasado 21 de diciembre bajo cargos de conspiración para realizar actos de “terrorismo”, y pasó seis meses en prisión, primero durante 40 días en la conocida como “El Chipote”, y el resto del tiempo en una cárcel de mujeres en la localidad de Tipitapa, afuera de Managua.

Su único “delito”, enfatizó Pineda Ubau, fue informar a la población civil sobre la situación de represión y el creciente número de víctimas mortales, en un país de escasos recursos donde la mayoría aún depende de los medios de comunicación tradicionales.

En Nicaragua la mayoría de los medios están bajo control del gobierno y medios como “100%Noticias” y el diario “El Confidencial”, de Carlos Fernando Chamorro, eran los únicos que operaban con independencia periodística, y son los únicos medios en el continente “que siguen tomados por la policía de su país”, señaló.

Gracias a la presión de grupos cívicos a nivel nacional e internacional, Pineda Ubau fue liberada el pasado 11 de junio junto con Miguel Mora, dueño del Canal 100% Noticias.

Por ahora, Pineda Ubau vive en el exilio en Costa Rica con su familia pero su meta inmediata, según explicó, es que el gobierno de Ortega les devuelva “lo robado” tras tomar posesión del canal en diciembre pasado.

“Que se nos devuelva lo robado, que se respete nuestro derecho a informar. No es posible que los periodistas estén informando incluso hasta en lugares clandestinos… que nos dejen trabajar, hacer nuestro trabajo en paz, porque nosotros somos periodistas, no somos delincuentes”, subrayó.

Al rememorar las causas de justicia social que auparon al movimiento sandinista en Nicaragua en la década de 1970, Pineda Ubau lamentó que, a su juicio, Ortega ha resultado “peor” que el dictador Anastasio Somoza, que el sandinismo desbancó en 1979.

El régimen de Ortega ha sido blanco de acusaciones de “nepotismo a la vista”, tráfico de influencias, y enriquecimiento ilícito, entre otros actos de corrupción, precisó.

Cuestionada sobre si el presidente Donald Trump sienta un mal precedente al declarar a los periodistas “enemigos del pueblo”, Pineda Ubau fue categórica: “Trump habla pero en EEUU hay bastante protección a la libertad de prensa, es algo sagrado”, y hay independencia de los poderes del gobierno.

 

Desde la “clandestinidad”

El encarcelamiento durante seis meses, según indicó, la fortaleció más y junto con un reducido equipo, “100%Noticias” ha reanudado sus operaciones desde junio pasado, en Costa Rica y en Nicaragua, a través de un canal en YouTube, su página web "100noticias.com.ni", y en las redes sociales de Facebook y Twitter.

“Estamos potencializando la parte digital… tenemos un plan B para reinstalarnos en otros sitios, poner a funcionar el canal ya como 24 horas, y esperar que las cableras en Nicaragua pierdan el miedo a la dictadura y nos pongan la señal en el cable”, explicó Pineda Ubau, cuyo medio depende enteramente de fondos privados.

Para la periodista, ejercer la profesión en Nicaragua es una actividad de alto riesgo, porque “contar la verdad invita acusaciones de cobertura sesgada”.

Pineda Ubau recordó cómo ella, junto con Mora, la esposa de éste, y otros miembros del equipo, se “atrincheraron” en el canal días durante 20 días antes de su arresto en diciembre pasado.

Mataron al colega Ángel Gahona… tenemos un pueblo desarmado y un Estado criminal armado, que te mata sin pensarlo dos veces”, afirmó.

Pineda Ubau ha recibido varios reconocimientos internacionales por su labor periodística y entre octubre y noviembre próximos recibirá sendos galardones por la Fundación Internacional de Mujeres Periodistas y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por su sigla en inglés), respectivamente.