Comisión de la OEA se reunió con miembros de la sociedad civil de Nicaragua en El Salvador

La Comisión de Alto Nivel de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para Nicaragua y miembros de la sociedad civil afectados por la crisis política que vive ese país sostuvieron una serie de reuniones en la capital de El Salvador, San Salvador.

La comisión de la OEA la conformaron Leopoldo Sahores, de Argentina; Carlos Trujillo, de Estados Unidos; Elisa Ruíz Díaz Barreiro, de Paraguay; Sébastien Sigouin, de Canadá, y Audrey Marks, de Jamaica.

Un comunicado  divulgado por la OEA indicó que los encuentros se produjeron el martes y miércoles de esta semana "a fin de procurar una solución democrática, pacífica y eficaz para la crisis política y social del país centroamericano".

La Comisión dijo mostró además en el texto "su preocupación por la seguridad de las personas que fueron entrevistadas durante su estadía e insta al gobierno de Nicaragua a proteger la seguridad de estas personas en su regreso al país".

El comunicado señaló que "la Comisión hace responsable al gobierno de Managua sobre la seguridad de todos las personas que viajaron a El Salvador para brindar sus testimonios ante la misma".

Informó por último que "seguirá trabajando en aras de lograr democracia, derechos humanos, paz, verdad y justicia para Nicaragua".

Las demandas de los opositores

La Asamblea General de OEA determinó en junio 2019 la creación de la Comisión de Alto Nivel para Nicaragua, la que debido a las prohibiciones del gobierno de Daniel Ortega no pudo ingresar al país centroamericano, razón por la cual se celebró en El Salvador.

“Hemos venido hasta El Salvador para reunirnos con la OEA porque la dictadura de Daniel Ortega prohibió el ingreso de la comisión a Nicaragua”, explicó Irlanda Jerez, líder de la oposición nicaragüense.

En el encuentro se ha planteado la necesidad de impulsar una reforma electoral y de restituir los derechos y garantías ciudadanas.

Freddy Navas, representante del movimiento campesino nicaragüense, dijo que durante la reunión expusieron las violaciones a los derechos humanos y civiles, la existencia de presos políticos y el cierre de medios de comunicación.

Otro de los temas principales es la liberación de más de 136 hombres y mujeres que guardan prisión y son víctimas del conflicto.