Dictadura oficializa ante CIDH confiscación de 100% Noticias y Confidencial.

A través de una misiva, la dictadura de Daniel Ortega dijo a la comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que no tienen intensiones de regresar los medios de comunicación confiscados de facto en los meses más cruentos de represión estatal en el país.

La carta es una respuesta a la demanda de protección de periodistas independientes perseguidos por el régimen ante la CIDH y en ella la dictadura señala textualmente. “El estado de Nicaragua reafirma que la ocupación de 100% Noticias fue realizado en el marco de una investigación penal y de conformidad con el ordenamiento juridico”.

Más adelante el mismo comunicado dice: “Los alcances de la Ley de Amnistía y sus efectos genéricos abarcan el cierre de los procesos, la libertad inmediata, y la cancelación de los antecedentes penales, pero No la devolución de los bienes o instrumentos con los que se realizó el delito”.

Sobre el caso de confidencial y Esta Semana, la dictadura responde a la CIDH que, el caso está en estudio y en espera de una resolución ante los dos amparos interpuestos por sus dueños, aunque explica que, para tener la sentencia se debe tener voto coincidente de la mitad más uno del voto de los magistrados de la Sala Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia.

EL régimen además sostiene las acusaciones contra los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda de promover a través de este medio de comunicación acciones violentas y terroristas, cuando unicamente se informaba de lo que secuedia en el país.

Respecto a la demanda de protección de los periodistas, Lucía Pineda, Carlos Fernando Chamorro, Anibal Toruño y Sergio León el Estado argumentó que, no tiene ningun tipo de persecusión en contra de estos periodistas. La comunicación de la dictadura con la CIDH concluye que en Nicaragua existe plena libertad de expresión e información.