Policías y paramilitares asedian procesión de la Virgen del Rosario

Policías y parapolicías cerraron este lunes con violencia las puertas de la Catedral de Estelí, donde cientos de feligreses celebraban la procesión de la Virgen del Rosario.

Además, agentes de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP) de la Policía Orteguista también cercaron los alrededores del templo católico para intimidar a los participantes de la procesión.

Durante la procesión, la feligresía aprovechó para manifestar su descontento con el régimen orteguista y gritaron consignas en su contra. Preliminarmente se conoce que las monjas del templo se están encargando de ayudar a la feligresía a salir de la catedral para evitar ser apresados por la Policia o ser agredidos por los parapolicías.