Pedro Molina: “Los dictadores pensaron que nos iban a callar, pero fallaron”

El Caricaturista Pedro X. Molina recibió esta semana el premio María Moors Cabot, que otorga la Universidad de Columbia, de New York, Estados Unidos.

En su presentación, Molina agradeció a Dios por darle la inspiración y las habilidades básicas que lo condujeron a esta maravillosa forma de comunicación; también agradeció a su familia, por su apoyo durante todos estos años; mis editores, los buenos y los malos, que me enseñaron de una forma u otra a tener confianza en mi trabajo.

El Caricaturista dedicó el premio al periodismo independiente en Nicaragua, porque llegó en medio de uno de los peores momentos para la prensa libre en la historia de Nicaragua. Los periodistas han sido acosados, encarcelados, exiliados y hasta asesinados.

Molina se refirió a la ocupación de la sala de redacción de Confidencial “Nuestras salas de redacción han sido ocupadas por las fuerzas de la dictadura y estaciones de radio y televisión independientes han sido sacadas del aire. Los periódicos sufren un bloqueo del Gobierno que les prohíbe obtener el material que necesitan para imprimir. Hace apenas unas semanas, el segundo periódico más grande de Nicaragua decidió cerrar para siempre después de casi 40 años de existencia”

“Pero incluso bajo estas circunstancias, tenemos periodistas que trabajan todos los días para informar al pueblo de Nicaragua y al resto del mundo sobre lo que está sucediendo allí”

“Así que recibo este premio también como reconocimiento a ese periodismo independiente nicaragüense en su conjunto. A todos esos periodistas, viejos y jóvenes, especialmente a mis colegas en Confidencial, les digo: los dictadores pensaron que al quitarnos nuestros equipos y salas de redacción nos callarían. Pero fallaron. Les agradezco a todos por ser una inspiración constante para mi trabajo”