Periodistas nicaragüenses narran cómo es cumplir su labor de informar bajo una dictadura

El foro fue realizado para escuchar los testimonios de las vivencias de estos periodistas, antes, durante y después de la crisis en Nicaragua, que inició en abril de 2018

Miguel Mora Barberena, director y propietario de 100 % Noticias, junto a Lucia Pineda Ubau, jefa de prensa del medio, ganadores del Premio Internacional de Libertad de Prensa 2019 y Pedro Molina, caricaturista nicaragüense, ganador del premio Maria Moors Cabot 2019, narraron su trabajo desde principios de la crisis de abril 2018, hasta la actualidad bajo la dictadura Ortega Murillo, este domingo 24 de noviembre en un foro organizado por autoconvocados de New York.

El foro fue realizado para escuchar los testimonios de las vivencias de estos periodistas, antes, durante y después de las protestas que marcaron el inicio de una crisis socio política y económica para Nicaragua, desde el 18 de abril de 2019, así como marcaron la vida de muchos medios de comunicación independiente y de sus colaboradores.

Mora y Pineda narraron parte de lo vivido durante sus meses de encarcelamiento por parte del régimen Orteguista. Durante su participación Mora aseguró que "van a pagar los que han dañado a Nicaragua, sólo debemos prepararnos para cuando el momento llegue". 

"El pueblo sabe, y no tiene miedo, ya conoce a su adversario y no va a cambiar su pensar", A su vez afirmó que el régimen orteguista ya no tiene oportunidad en Nicaragua. 

Señaló que en su momento el tuvo temor por su esposa, su familia y los jóvenes periodistas de su canal, que salían a diario por la noticia, a exponer sus vidas, en un tiempo tan difícil.

Sostuvo que Dios estuvo con ellos cada día, desde que la policía sandinista entró al canal y fueron apresados él y Pineda. En cuanto a su estancia en presión, afirmó que es lo más horrible que le puede suceder a una persona, porque las cárceles de Nicaragua, no cuenta con las condiciones necesarias.

LEA TAMBIÉN: De la cárcel a la gala de premiación más importante del periodismo mundial

Durante el panel, al finalizar su testimonio Mora, los presentes gritaron la consigna "De que se van, se van".

Pineda por su parte habló de su reunión junto a Mora y el vicepresidente Mike Pence, en la que hablaron de la situación actual de Nicaragua, y recordó el momento en que ella le obsequió una pulserita, hecha por excarceladas políticas nicaragüenses que viven de pequeñas ferias, en las que venden sus trabajos y artesanías manuales. 

Al obsequiarle la pulserita, Pineda le pidió a Pence que cada vez que viera esta, recordará que en Nicaragua matan, secuestran y encarcelan a gente inocente a diario, y que de igual manera le suplicó no olvidarse nunca de Nicaragua.

Señaló que a pesar de que "existe un Estado de maldad en este momento en Nicaragua, hemos resistido con el bien, con la verdad y de forma pacífica, en el caso de nostros como periodistas, haciendo nuestro trabajo que es el de informar".

Pineda aseguró que en Nicaragua se violan los derechos humanos, e hizo enfásis en casos de niños asesinados por la dictadura sandinista, en la que se alega que "fueron suicidios o accidentes", cuando en realidad son actos inhumanos de asesinato por parte de oficiales o parapoliciales del régimen dictatorial.

ADEMÁS LEA: New York Times prepara reportaje especial sobre represión en Nicaragua

Molina narró que en su trabajo en particular, como caricaturista, "se acostumbra a las amenazas" no sólo del gobierno inconstitucional, sino también de gente descontenta con el trabajo, pero esto para él no representa problema. Empieza cuando llegan las amenazas de muerte, y las amenazas en contra de la familia. 

"Cuando empezaron las protestas de abril, los asesinatos, las torturas, las muertes a bala... han estado pasando desde 2017, pero como estaba sucediendo en las montañas nadie le estaba poniendo mente, pero cuando la gente empezó a morir en el adoquinado, empezaron a darse cuenta", aseuró Molina. 

Afirmó que en abril del año pasado lo que si hubo, fue el despertar de la consciencia cívica, de que el pueblo teía un problema.

Molina finalizó dando la razón a Mora en cuanto a los cierres de los medios, que nunca esperaron tantas cosas que la dictadura sandinista le ha hecho a la prensa independiente, desde el cierre, hasta encarcelamientos injustificados a los periodistas Mora y Pineda.

Ayúdanos a romper la censura, necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUI