Policía sandinista y paramilitares irrumpen de manera ilegal en casa de Familia Reyes Alonso

Esta no sería la primera vez que la Policía orteguista asedia el hogar de esta familia

Policías sandinistas apoyados de paramilitares encapuchados, irrumpieron de forma violenta la casa de habitación de la familia Reyes Alonso, en la ciudad de León, este lunes 25 de noviembre. 

Los oficiales y paramilitares orteguistas, dirigidos por el Comisionado Fidel Dominguez de León, se presentaron en la puerta del hogar de la familia Reyes, sin orden de cateo, con el aparente objetivo de llevarse detenidas a cada una de las personas que se encontraban en la casa en ese momento. 

“Nosotros le reclamamos y le pedíamos la orden judicial para entrar a nuestra casa porque si ellos no la hubieran enseñado nosotros con mucha educación hubiésemos abierto la puerta” explicó Diego Reyes (padre), propietario de la vivienda.

Mientras intentaban entrar en el hogar, Diego Junior Reyes Alonso realizó una transmisión en vivo a través de su cuenta de facebook, donde narraba el hecho. 

En el video se pudo notar la violencia con la que los parapoliciales y policía orteguista dañaban la puerta principal de la propiedad, con el fin de entrar, sin medir consecuencias del daño provocado a cada uno de los familiares. 

Dentro de la vivienda se encontraba una adulta mayor, en una silla observando la contienda entre los miembros del hogar y la Policía, Reyes alegaba que la señora ya había sufrido un derrame a causa de los oficiales.

No es la primera vez

Esta no sería la primera vez que la Policía asedia el hogar de esta familia, conocida en la ciudad por ser opositoras al régimen dictatorial.

El pasado 26 de septiembre Diego Junior Reyes escribió en su cuenta de Facebook cómo, Domínguez los amenazó "nuevamente de muerte personalmente y que "por sus huevos" nos iba a acabar a todos: a mi padre Diego Reyes Salazar, mi madre Maria Eugenia Alonso Flores, a mi hermana Barbara Reyes Alonso y a mi persona", señaló.

A su vez el comisionado orteguista, acusó a la familia de haber matado a 22 policías, robar una motocicleta a otro uniformado que lo secundaba y los escupió cuando era grabado por Reyes para obtener pruebas de sus falsas acusaciones.