Tortura y cohesión en videos grabados por la policía sandinista a la familia Reyes Alonso

“Es un video aberrante porque hay cohesión y tortura” así califico la CPDH el trato humillante que vivió la familia Reyes Alonso a manos del jefe de la policía orteguista de León Fidel Domínguez y otros oficiales de línea y antimotines, quienes los obligaron a grabar videos donde les hacían comprometerse a no molestar al gobierno, la policía y la militancia sandinista a No vuelvo a dar filmando a los militantes sandinista ni filmar a la policía.

“No vuelvo andar filmando a los militantes sandinista ni filmar a la policía” le hicieron decir a Eugenia Alonso, propietaria de la vivienda.

Según Pablo Cuevas de la CPDH la policía sandinista cometió alrededor de unos cinco delitos en lo que mencionan, allanamiento ilegal, daños la propiedad, tortura, abuso de autoridad y hay daños psicológicos por ende existe el delito de lesiones.

“No terminamos de sorprendernos acciones como las que acontecieron ayer, después de todo obligaron mediante su actuación a la familia grabar un video un video desde toda nulidad, no hubo una orden de allanamiento, no había la condición de delitos infraganti, no encontraron nada ilegal en la vivienda” dijo Cuevas.

La CPDH reitero que “en Nicaragua la policía perdió totalmente la institucionalidad y que hay una crisis severa en el aspecto de respeto a los derechos humanos y que lamentablemente tenemos que decirlo así porque ahí están los hechos, que lo respalda este país que aquí la policía está cometiendo delitos”

 

Leer más: Policía sandinista tortura a familia Reyes Alonso, obligándolos a repetir consignas "Con la Paz no se juega"