Diario EL PAIS: "La Justicia de Ortega: centenares de detenciones ilegales, juicios amañados y jueces parcializados"

El mandatario nicaragüense manipuló el sistema judicial para criminalizar a la disidencia, tras las manifestaciones que exigían el fin de su mandato

Tras 18 meses de la crisis que vive Nicaragua el sistema judicial del país ha sido manipulado por el dictador Ortega, reportó el Diario El País que tituló "La justicia de Ortega: centenares de detenciones ilegales, juicios amañados y jueces parcializados”. En esta nota se describe como más de 400 personas han sido procesadas en los juzgados nicaragüenses entre mayo del 2018 a mayo del 2019 acusadas por el régimen de delinquir bajo el argumento del "intento fallido de golpe de Estado" que en Nicaragua y el mundo no ha calado y más bien se ha condenado y sancionado a la dictadura por criminalizar la libre expresión y libertad de prensa.

De igual manera cita que las protestas iniciadas desde el pasado 18 de abril de 2018 fue por la imposición de Ortega de una reforma a la seguridad social sin consenso, lo que generó una manifestación de los jubilados por la reducción de sus pensiones. “A lo que Ortega ordenó reprimir esas manifestaciones y la imagen de ancianos vapuleados generó un rechazo nacional que terminó en multitudinarias protestas que exigían el fin de 12 años de Gobierno autoritario” sita el texto informativo de El PAÍS.

                     

Según el medio español, la respuesta oficial fue la peor matanza sufrida en Nicaragua en tiempos de paz, “con la ejecución de crímenes de lesa humanidad contra la población desarmada”, respaldado por el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Organización de Estados Americanos (OEA), conformado para investigar los hechos de violencia que desangran este país centroamericano.

La represión de Ortega dejó al menos 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Además, se llevaron detenciones consideradas ilegales por juristas independientes.

La nota publicada por El País, retoma una investigación de la organización CONNECTAS, que identifica a "311 de estas personas detenidas: hombres y mujeres de entre 15 y 73 años, de 17 ciudades de Nicaragua, con oficios tan diversos como estudiantes, abogados, albañiles, artesanos, comerciantes, profesores, transportistas, exmilitares, campesinos o amas de casa. El único rasgo que tenían en común es que habían protestado contra la represión gubernamental.” asegura el medio.

RECUERDE LEER: La mentira se viste de rojo y negro

En la investigación realizada por ambos medios se elaboró una base de datos con información de 100 expedientes judiciales, comunicados oficiales de instituciones públicas y cifras de organismos internacionales, cuyos resultados demuestran que en la mayoría de los casos las autoridades violentaron plazos y garantías del debido proceso y condenaron a personas que no habían tenido derecho a un juicio justo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ