Sigue la entrega de concesiones de taxis a grupos de paramilitares

Más de 50 nuevos permisos está saturando el servicio de taxis en la ciudad de Estelí, donde más de 587 unidades circulan a diario.     

Las autoridades orteguista de la alcaldía esteliana y la dirigencia del partido sandinista han permitido que a la ya saturada circulación de más de 587 taxis existentes en la ciudad de Estelí se añadan otras 50 unidades más otorgadas en días recientes a personas vinculadas a los grupos de paramilitares.

Tanto el alcalde orteguista del municipio de Estelí, Francisco Valenzuela, como la dirigencia del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) del  gobierno en el poder, en este departamento, otorgaron recientemente más de 50 permisos de operaciones, con sus respectivas placas, a igual número de militantes sandinistas, muchas de ellas pertenecientes a los dos grupos de paramilitares que operan abiertamente en esta zona bajo la protección del estado y del mando de la Policía Orteguista (PO) en esta ciudad esteliana.

“Repartieron como piñata concesiones de taxis a personas que son de los dos grupos de paramilitares que abiertamente tienen sus cuarteles al lado de la delegación del Ministerio de Gobernación (Mingo) aquí en Estelí y donde antes fueron las oficinas de AMIR (Asociación de Militares en Retiro) ahí por el parque central de esta ciudad. Además le regalaron a los tales dirigentes de varias cooperativas de taxis para que no dejen que los socios brinquen y hasta a un periodista a fin al gobierno”, manifestó este sábado un propietario de una unidad de taxi legal que se mostró inconforme porque saturó el servicio.

El propietario de una unidad de taxi en la ciudad de Estelí, y quien pidió se omitiera su nombre por temor a que le pasen la cuenta, “porque me pueden quitar la concesión y hasta el (carro) taxi o mandarme a matar por lo que estoy diciendo”, expuso, mientras mencionaba que otro de los beneficiarios fue un conocido transportista militante sandinista que posee varias rutas de buses expresos y ruteados a otras zonas del país y que ya contaba con varias concesiones de taxis y opera otros negocios en la región de Las Segovias.     

 Mientras que otro de los taxistas estelianos, y que también pidió omitir su nombre, señaló que a pesar de que en años anteriores diciembre a sido un mes muy bueno para prestar servicio de taxis, este año ha sido apenas regular y que con la entrega de las 50 nuevas placas en enero próximo irían a la quiebra, “yo creo que con la saturación que hay ahora de taxis en la ciudad vamos a tener que dedicarnos a otra actividad o dejar el país para buscar mejores condiciones de vida porque esto está fregado”, indicó.

No solo en la ciudad de Estelí se ha entregado unidades de taxis a personas pertenecientes a los grupos de paramilitares que operan, desde abril del 2018, abiertamente en las zonas de Las Segovias sino que también en el municipio de Jalapa, del departamento de Nueva Segovia, se entregaron meses a tras 34 nuevas de concesiones de taxis a paramilitares del grupo autodenominado “Frente Norte Ramón Prudencio Serrano”.

Muchos de los dueños de las nuevas concesiones de taxis no cuentan con vehículos o carros para prestar el servicio dentro de la ciudad de Estelí, y desde ya les han salido ofertas de rentar por 180 y hasta 220 dólares mensuales los permisos a otros viejos taxistas que cuentan hasta con 10 y 20 unidades que les deja jugosas ganancias diarias.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ