Dictadura le pide a cuerpo diplomático cooperación y lo que denominan "no injerencia"

El Gobierno de Nicaragua informó este lunes que entre sus prioridades para 2020 están la demanda de "no injerencia en asuntos internos" y la búsqueda de cooperación extranjera para el país centroamericano, que vive una grave crisis sociopolítica.

El ministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, presentó sus prioridades ante el cuerpo diplomático acreditado en Nicaragua, durante una reunión a puertas cerradas en la sede de la Cancillería, en Managua.

Moncada anunció que Nicaragua promoverá en 2020 "la no injerencia en los asuntos internos", un tema en el que ha insistido desde 2018, cuando la comunidad internacional empezó a pedir al presidente Daniel Ortega que restablezca las libertades constitucionales y se respeten los derechos humanos en el país.

Además de pedir a otros Gobiernos que no interfieran en sus asuntos, el de Ortega informó que fortalecerá las gestiones "con países solidarios dispuestos a contribuir con el progreso y desarrollo económico de Nicaragua, y ejecutar una política activa de gestión de recursos y de inversiones con la comunidad internacional".

 

Así mismo destacó que insistirá ante organismos multilaterales "el respeto al derecho internacional, a la Carta de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) y la solución amistosa" de las diferencias entre Estados.

También indicó que promoverá relaciones internacionales bajo "los principios de libertad, independencia, autodeterminación, seguridad soberana, no agresión y solidaridad".

Reiteró el interés de fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeño (Celac), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América - Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP), la Comunidad del Caribe (Caricom), el Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) y la Cumbre Iberoamericana y el Proyecto Mesoamérica.

De igual manera afirmó tener como prioridad la protección "de la Madre Tierra", el impulso de los ejes del Programa Nacional de Desarrollo Humano con la cooperación internacional, la defensa de su soberanía territorial, y mejores servicios de atención a la población nicaragüense y misiones diplomáticas.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos, como producto de ataques armados de la Policía, paramilitares y grupos oficialistas contra manifestantes opositores, según han denunciado organismos defensores de derechos humanos locales y multinacionales.

Ortega, responsabilizado por organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de cometer crímenes "de lesa humanidad", sostiene que se defiende de un "golpe de Estado fallido".

La crisis causó un retroceso de la economía nicaragüense del 3,8 % por ciento en 2018, mientras que se esperan caídas del 5,7 % para 2019 y del 1,2 % en 2020, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Nicaragua no atravesaba una crisis similar desde la década de 1980, también bajo la presidencia de Ortega.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ