Cardenal Brenes: " Que se tome en cuenta a la gente de a pie" en reformas electorales en Nicaragua

Antes de la aprobación de una reforma electoral este año, la Iglesia demanda tomar en cuenta “a la gente de a pie”. Además, llama a cesar el acoso contra excarcelados y aboga por la liberación de todos los presos políticos.

El arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), cardenal Leopoldo Brenes, llamó este domingo al régimen de Daniel Ortega a implementar una “consulta general” antes de la aprobación de una reforma electoral prevista para este año.  

Brenes recordó que en 2014 la Conferencia Episcopal ya había planteado personalmente a Ortega y Murillo la necesidad de unas reformas al Consejo Supremo Electoral (CSE), “para ir superando el ambiente de desconfianza de las personas de que no se hacen bien las elecciones”.   

                                                        Esta semana el presidente de la Asamblea Nacional, el orteguista Gustavo Porras, reveló que entre los planes previstos para este año está la aprobación de una reforma electoral antes de las elecciones generales de 2021, pero que la oposición demanda sean adelantadas.  

“Qué bien que ya en la Asamblea Nacional se está hablando de reforma electoral. Ojalá se haga una consulta general con la gente de a pie, la gente sencilla con su manera de hablar tendrá algo que decir. Ojalá que no solamente se queden con los intelectuales, los grandes hombres, sino que se pueda consultar también a la gente sencilla, con calma y que esto vaya a traer tranquilidad para las próximas elecciones que se puedan dar en el tiempo que la misma Asamblea y el pueblo está también proponiendo”, dijo el cardenal tras oficiar una misa en Catedral de Managua.

El 21 de mayo de 2014, durante una reunión privada con Ortega, los obispos entregaron la carta “En búsqueda de nuevos horizontes para una Nicaragua mejor”, en la que proponían una reforma total al sistema electoral y cambio de todos los magistrados de ese poder de Estado. 

“La propuesta que como Conferencia Episcopal hacemos al Gobierno, no obstante, haya ya nombrado o reelecto a los miembros del Consejo Supremo Electoral (CSE), es dar inicio a una profunda reforma política de todo el sistema electoral del país. Le pedimos con todo respeto que ofrezca su palabra de honor para garantizar en el 2016 para Nicaragua un proceso electoral presidencial absolutamente transparente y honesto, con nuevos y honorables miembros al frente del CSE, en el que brille sin ningún tipo de duda, la voluntad popular; con un sistema de cedulación independiente del mismo CSE que le garantice a cada nicaragüense su cédula en tiempo y forma antes de las elecciones; y con un proceso electoral abierto irrestrictamente a observadores de instituciones nacionales y extranjeras”, demandaron los obispos.  

SOLO LA CRISIS PRESIONÓ A ORTEGA 

Sin embargo, Ortega y Murillo ignoraron la petición de los obispos. Fue hasta 2018 a raíz de la crisis sociopolítica y la demanda de unas reformas electorales para tener elecciones libres, transparentes y adelantadas, que el régimen ofreció iniciar a implementar los cambios. Aunque en febrero de 2017 había firmado un memorándum de entendimiento con la Organización de Estados Americanos (OEA) para “fortalecer” el proceso electoral nicaragüense.  

Sin embargo, hasta ahora no está claro si el proceso será implementado con la Secretaría General de la OEA, organismo que ha condicionado su participación si en estas reformas se toma en cuenta a la Alianza Cívica.

La Alianza Cívica y la UNAB han dejado claro que antes de iniciar cualquier proceso de reforma electoral se debe tener la liberación de los presos políticos, el cumplimiento de las garantías ciudadanas, así como el seguimiento y observación electoral internacional. 

El régimen ha dejado entrever que discutirá las reformas únicamente con los partidos políticos. Sin embargo, actores claves como la Alianza Cívica demandan ser incluidos en la discusión para lograr una “reforma profunda”, con legitimidad a nivel nacional e internacional.  

BRENES LLAMA A TERMINAR ACOSO CONTRA EXCARCELADOS 

El cardenal Leopoldo Brenes también llamó este domingo al régimen a cesar el acoso contra los excarcelados políticos, una actitud que, dijo, contradice el llamarse “hijos de Dios”.  

“Hoy por ti mañana por mí. Sería triste que el día de mañana cambien situaciones, debemos pensar cómo me sentiría yo si me estuvieran acosando. Pensemos que todos somos nicaragüenses. Yo les pediría que dejen esa actitud porque eso no es hacer el bien como nos pide el ser bautizados. Acosar y calumniar a otra persona desdice de nuestro ser hijos de Dios”, expresó el jerarca católico. 

Además, llamó a seguir demandando la liberación de todos los presos políticos. “Hay que seguir haciendo las solicitudes para que las personas detenidas por cargos políticos u otros cargos que se le puedan dar, puedan pronto salir de las cárceles. La oración es nuestra fuerza, seguiremos orando por estas personas que están detenidas”, concluyó. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ