Mike Pompeo exigió elecciones libres y el cese a la violación de los derechos humanos en Nicaragua

El secretario de Estado norteamericano subrayó la necesidad de que haya comicios en ese país. “Quedan muy pocos regímenes autoritarios en la región y éste es uno de ellos", manifestó

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, urgió este martes al mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, a cesar la represión y la violación de los derechos humanos, y subrayó la necesidad de organizar elecciones libres y justas en ese país.

“Quedan muy pocos regímenes autoritarios en la región y Nicaragua es uno de ellos. Estados Unidos urge al régimen de Ortega a que cese la represión, que restaure las libertades civiles básicas y que apoye unas elecciones libres y justas”, declaró Pompeo en una conferencia de prensa tras reunirse con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado

                                

Pompeo, quien realizó este martes una rápida visita a Costa Rica como parte de una gira, aseguró que Estados Unidos está ejerciendo presión al Gobierno de Ortega y recordó que el año pasado estableció sanciones a altos funcionarios y familiares.

También afirmó que Estados Unidos está brindando asistencia humanitaria para los nicaragüenses y los venezolanos que han huido de sus países a causa de la represión y las violaciones a los derechos humanos.

Pompeo destacó la ayuda que Costa Rica ha dado a los miles de nicaragüenses que desde 2018 han huido de su país a raíz de la crisis sociopolítica que atraviesa y dijo que Estados Unidos ha brindado 13 millones de dólares en cooperación a Costa Rica desde el 2017 para atender a poblaciones vulnerables.

El secretario de Estado estadounidense afirmó que su Gobierno seguirá impulsando, en conjunto con países amigos, soluciones diplomáticas para la crisis de Nicaragua.

“No se puede permitir que el régimen de Nicaragua continúe violando los derechos humanos”, apuntó.

Por su parte, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, indicó que reafirmó con Pompeo los compromisos con los valores y las instituciones democráticas, así como en la necesidad de que retorne la democracia a Venezuela y Nicaragua.

“Tanto en el caso de Nicaragua y como el de Venezuela hemos mostrado el compromiso para auspiciar soluciones democráticas en esos países, en los cuales no se goza de un régimen democrático, sino que son regímenes opresores y que dañan a sus ciudadanos”, expresó Alvarado.

Desde abril de 2018 Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado entre 328 y 651 muertos, a raíz de las protestas contra el Gobierno de Ortega.

Desde el inicio de la crisis en Nicaragua Costa Rica ha recibido al menos a 50.000 nicaragüenses que huyeron al exilio y ha abogado reiteradamente en foros internacionales por ayuda para atender la situación.

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno por la violencia, en la que cientos han ido a la cárcel o han desaparecido, miles han sido heridos, y decenas de miles se han marchado al exilio.

Ortega, quien reconoce 200 muertos, sostiene que se defiende de un “golpe de Estado fallido”.

Esta es la peor crisis sociopolítica de Nicaragua desde la década de 1980 a 1990, primera época de Ortega como presidente.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ