Rosario Murillo anuncia Universidad de la Paz en Monimbó

Monimbó fue el principal bastión de la lucha cívica en Masaya y donde el régimen de Daniel Ortega asesinó al menos a 10 personas y dejó a decenas de heridos durante la Operación Limpieza.

La sancionada Rosario Murillo anunció este mediodía que el régimen de Daniel Ortega construirá en Monimbó, Masaya, una Universidad de la Paz. Este barrio indígena fue azotado por policías y paramilitares y provocó una de las peores carnicerías en Nicaragua durante la Operación Limpieza.

Murillo indicó que el próximo 26 de enero se colocarán las piedras fundacionales de la Universidad de la Paz, sin brindar mayores detalles sobre los objetivos de este proyecto, su misión y las razones por las cuales la instalará en Monimbó.

                        

“El 26 (enero) en Monimbó vamos a poder poner las Piedras Fundacionales de la Universidad de la Paz ahí en Monimbó, en la comunidad heroica de Monimbó. Porque Monimbó es Nicaragua”, dijo Murillo este mediodía.

PROPUESTA POPULISTA

El régimen Ortega Murillo desde el 2018 ha pregonado que en Nicaragua existe paz y reconciliación, incluso delegó al diputado sandinista Carlos Emilio López para que conformara desde las estructuras del Frente Sandinista, los gabinetes de paz y reconciliación en los diferentes municipios del país.

Además desde la Asamblea Nacional, la bancada sandinista aprobó la Ley 985, Para una Cultura de Diálogo, Reconciliación, Seguridad, Trabajo y Paz, con el propósito de darle marco legal a las acciones desarrolladas por el régimen.

El académico y coordinador de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Carlos Tünnermann consideró la propuesta del régimen como “populismo político”.

“Considero que esa iniciativa de Gobierno al querer hacerla en Monimbó es puro populismo político, no se sabe también si se consultó al pueblo de Monimbó sobre ello”, indicó.

Agregó que no es el momento de construir nuevas universidades, sino regresarles la institucionalidad como la autonomía universitaria que les fue robada.

                             

“No es momento de hacer nuevas universidades, lo que hay que hacer es mejorar la calidad de los centros de estudios superiores que ya existen y sobre todo, regresar la autonomía que se les fue robada”, apuntó.

PROYECTO FRACASÓ EN COSTA RICA

Tünnermann recordó que en Costa Rica y con apoyo de las Naciones Unidas se quiso instalar una Universidad para la Paz, sin embargo, esa iniciativa fracasó, por lo que avizora el mismo resultado en Nicaragua.

“Hace muchos años en Costa Rica se fundó una Universidad para La Paz, pero no salió adelante por falta de financiamiento. En Nicaragua puede pasar, porque aquí la economía va en declive”.

En ese sentido afirmó Tünnermann que no es el momento indicado para construir una nueva institución universitaria, ya que “lo ideal es mejorar las asignaciones presupuestarias a las universidades. Reitero que más que un proyecto es una iniciativa con alto contenido populista”.

MANIPULACIÓN Y USURPACIÓN

La doctora Vilma Núñez de Escorcia señaló que la propuesta presentada por Murillo además pretender apoderarse de los símbolos y espacios de Nicaragua, es una manipulación y usurpación a la lucha de los nicaragüenses.

“Me parece que es un esfuerzo desesperado por borrar no solo la imagen de que en Nicaragua hay una lucha en contra de ellos, si no que posicionar críticamente los espacios, al crear un enclave de represión”, apuntó.

Agregó que “al hacerlo en Monimbó envían un mensaje de que físicamente se están apoderando del lugar”.

Señaló que la intención del régimen es aparentar que Monimbó les pertenece. “Espero que los días de esta gente estén contados, ellos quieren pensar que con esa creación van a proyectar la imagen de que ya Monimbó les pertenece”, concluyó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ