De relacionista público a represor de periodistas: los cambios del comisionado Fernando Borge con el periodismo independiente

Mauricio Madrigal, Director de Noticias de Canal 10, responsabilizó a Borge del ataque al periodista Willih Narváez y lamentó su “metamorfosis”.

"¿Su labor es agredir a los periodistas?" cuestionaban los comunicadores al Comisionado General de la Policía sandinista, Fernando Borge, la mañana de este 23 de enero, durante el más reciente ataque físico a las y los periodistas independientes.

Pero no siempre fue así. Hace unos años, este mismo comisionado se autodenominaba como “el mejor relacionista público” en la Policía que dejó de ser Nacional, por ser el brazo represor del régimen.

Borge, ocupó el cargo de vocero de la citada institución durante los años de jefatura de Aminta Granera Sacasa. Desde su despacho recibía a todos los periodistas de todos los medios de comunicación para dar entrevistas individuales y también organizar conferencias de prensa. En una de tantas ocasiones, por ejemplo, recibió a un equipo de 100% Noticias para destacar el trabajo de este medio de comunicación:

“Creemos que ha sido muy importante y oportuno la cobertura de nuestras actividades, para nosotros como institución policial, en ese importante medio de comunicación”, dijo Borge en 2012.

Su trabajo, era destacar la labor de aquella institución pública a través de los medios de comunicación, por lo tanto, no podía “darse el lujo” de golpear a los profesionales de la información.

¿Cómo fue su transformación?

Desde antes de abril del 2018, la policía concentraba sus agresiones al sólido Movimiento campesino anti-canal, pero fue en abril del 2018 que se sumaron al “vamos con todo” ordenado por Rosario Murillo, quien funge como vicepresidenta del régimen dictatorial de su marido Daniel Ortega.

La Policía se convirtió en la principal violadora de los derechos humanos en Nicaragua. Su eslogan de "honor, seguridad y servicio" quedó sepultado con las nuevas orientaciones para reprimir al pueblo, a los periodistas, a grupos de opositores y a la Iglesia católica.

El director de la Policía, el consuegro presidencial, Francisco Díaz y el sub-director Ramón Avellán, fueron sancionados por Estados Unidos, por dirigir la masacre contra los nicaragüenses, considerada como “crímenes de lesa humanidad” por diferentes organismos de Derechos Humanos internacionales.

Mauricio Madrigal, Director de Noticias de Canal 10, responsabilizó a Borges del ataque al periodista Willih Narváez, este jueves  y lamentó su “metamorfosis”.

“El Comisionado Fernando Borge, es lamentable que esté agrediendo a periodistas. El Comisionado pronto pasa a retiro, pronto pasa a la vida civil y la sociedad civil lo va a juzgar por sus acciones, no es que le vaya a pasar algo, ni que esté previendo eso. Pero es triste el papel de una persona que termine una carrera policial, agrediendo a las personas”, dijo Madrigal.

Para Madrigal, la presencia del segundo jefe de la policía en Managua en medio de la agresión a Narváez, evidencia que está al mando del ataque a la libertad de Prensa, “da a entender que como alto mando esa es la política de golpear a periodistas y a la gente, un papel triste y deplorable” y cuestionó “¿una agresión qué puede resolver, contribuye a resolver la crisis del país?”.

Como muchos jefes policiales, Borge, está al servicio de la dictadura y es quien ordena a los subordinados asediar, golpear y hasta robar a los periodistas.

"Borge es el reflejo vivo de la decadencia de la Policía Nacional. La institución enterró sus años de profesionalización y con ella muchos de sus miembros se lanzaron al mismo zanjón. El comisionado Borge no puede decir que no sabe lidiar o que no reconoce a los periodistas en ejercicio. Él, más que cualquier otro jefe policial conoce nuestro trabajo y sabe que cumplimos con nuestro deber, pero por su servilismo ahora desconoce y actúa como un matarife más de esa institución que tiene en sus espaldas más de 325 nicaragüenses asesinados y que se ha convertido en un brazo criminal al servicio de una familia" opinó el periodista Álvaro Navarro, director de Artículo 66 y miembro de la organización de PERIODISTAS y comunicadores independientes de Nicaragua. 

Borge, quien es el segundo Jefe de la Policía en Managua, ha participado en la represión de todas las marchas azul y blanco que se convocaron en Managua. Fue visible en la última manifestación de septiembre del 2018, cuando paramilitares acuerpados por la policía de Borge, mataron al joven de 16 años Matt Romero.

“Debe quedar claro el imperialismo que nosotros también estamos preparados para defender nuestras conquistas", advirtió el comisionado Fernando Borge durante estos entrenamientos militares en noviembre del 2018. Para analistas el objetivo de esos entrenamientos es atacar a opositores del orteguismo.

 

Además se le ha visto dando protección a marchas que convoca el partido oficialista FSLN. Borge siempre se mantiene tratando de esconder su mano derecha en la bolsa del pantalón, pues antes del 19 de julio de 1979, le estalló una bomba de contacto. Él era de la tendencia proletaria, según algunos de sus ex-compañeros.  

Sergio Marín, director del portal "La Mesa Redonda" y también miembro del PCIN, comparó a Borge con "can cerbero" que era un monstruo de tres cabezas en la mitología griega.

"En efecto se trata de una metamorfosis. Un funcionario público que estuvo al frente de la dependencia de relaciones públicas de la Policía y ahora da las órdenes de golpear a mujeres y hombres de prensa, es simplemente tener el papel de cancerbero", y Marín agregó, "personas como Borge deberán dar cuenta de su cobardía, ya está en el basurero de la historia".

Las agresiones a periodistas se contabilizan en casi 1.600 desde abril del 2018 hasta la fecha, según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

El caso más grave ha sido el asesinato del periodista Ángel Gahona, cuya familia, amigos y evidencias indican que recibió disparo de parte de “un uniformado”. Gahona murió producto de un disparo en la cabeza, que fue una tendencia marcada en el 2018, en las víctimas mortales de la dictadura.

Ninguna de las agresiones a periodistas de parte de las turbas, paramilitares y policías ha sido judicializado en los tribunales. Más bien la policía se ha prestado para cerrar y ocupar medios de comunicación como 100% Noticias y Confidencial de Carlos Fernando Chamorro. Previo a ese episodio del 14 y 18 de diciembre, contingentes de la Dirección de operaciones especiales, amenazaron de muerte a Miguel Mora, propietario de 100% Noticias “deja de estar jodiendo” de lo contrario vendrían consecuencias hacia su familia. En diciembre del 2018, la dictadura Ortega-Murillo, ordenó allanar, secuestrar y acusar a Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, directora de prensa.

 

Entre el 2019 y 2020 se han registrado varias agresiones de policías directamente a periodistas, como  la que sufrieron los periodistas; Armando Amaya, Luis Alemán y Kastalia Zapata de canal 12, el fotógrafo Oscar Navarrete del Diario La Prensa, el periodista David Quintana del Boletín ecológico. En todos esos momentos de agresión policial a periodistas, ha estado presente el Comisionado Fernando Borge.

 

Se desconoce si Borge estudió la carrera de comunicación, pues en el sitio web oficial de la Policía no existe un currículum de éste. Lo cierto es que de ser un “orgulloso relacionista público” hoy quedó reducido (por méritos propios) a un agresor en jefe de la libertad de expresión y de prensa. Atrás quedaron aquellos años en que el Comisionado, llegaba cada semana a visitar los medios de comunicación independientes y hasta pedía su cafecito.

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ