Aparece joven vendedor tras 49 días desaparecido en Yalagüina

Joven estaba desaparecido desde hace 49 días cuando salió de su comunidad para ir a vender rosquillas a Chinandega.

Familiares del joven Deyvin Francisco Paz Arróliga, de 23 años, quien estaba desaparecido desde hace 49 días, agradecieron a Dios porque este retornó a su casa en la comarca La Esperanza, en el municipio Palacagüina, Madriz, de donde había salido a vender rosquillas el 4 de diciembre del 2018.

Según su prima, Ana Casco, como de costumbre Deyvin Francisco salió ese día (el 4 de diciembre del año pasado) a vender rosquillas a la zona y desde esa fecha se había desaparecido, “a veces nos daban buenas noticias de que había sido visto en algún lugar y otras veces se nos decía que el chavalo había muerto y por eso hasta lo fui a buscar a la morgue del hospital de Chinandega, pero era mentiras, y eso mantuvo en zozobra y angustia a su madre maría Elena. Pero gracias a Dios que mi primo apareció después de 49 días de haber sido reportado como desaparecido”, señaló.

Por su parte, el joven Deyvin Francisco Paz Arróliga, quien había sido reportado como desaparecido desde el 4 de diciembre del año pasado, dijo que él había tomado la decisión de irse a cortar café a una finca de la zona de Yali, municipio del departamento de Jinotega, para ganarse unos realitos más, ya que andar vendiendo rosquillas no le generaba muchos ingresos para resolver sus necesidades personales.   

Esa decisión de Paz Arróliga, de irse a cortar café y dejar la venta de rosquillas sin consultarle a su familia, dejó en zozobra a sus padres que no sabían que le había pasado a su hijo durante 49 días, y que culminó con su retorno a su hogar ubicado en la comarca La Esperanza del municipio de Palacagüina, zona del departamento de Madriz.

Deyvin Francisco manifestó que el acostumbra a ir a vender rosquillas al departamento de Chinandega, y que esta vez tomó la decisión sin consultarle a su familia de que se iría a cortar café a la zona de Yali, en Jinotega, por lo que se arrepiente de lo que hizo y prometió que no volvería a cometer ese error para no enfermar a su madre María Elena que se puso muy angustia al no saber de su paradero.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ