“Mi hijo murió como un guerrero” dijo el padre de los niños que murieron quemados en un incendio

La primera escena con la que se encontró Marvin Obando al abrir las láminas de zinc del techo de la habitación en la que se encontraban sus hijos Alessandra Adelaid Obando Soto, de 1 año, y su hermano Jordan Caleb Obando Soto, de 4 años, fue a jordan encima del cuerpo de su hermanita protegiéndola de las llamas de fuego que devoraban la habitación de la casa donde vivían.

“Este pequeño (mientras tocaba el ataúd de Jordan Caleb) cubrió a su hermana, cuando yo entré, porque fui yo el que entré a ese cuarto, yo abrí el zinc sin ayuda de nadie y me metí, por mis hijos, para salvarlos. Ese pequeño tenía abrazada a esa niña, él estaba encima de ella, cuando un niño no sabe hacer eso, solo corre. Él se le tiró encima porque sabía que algo iba a pasar. La protegió. El cien por ciento de sus quemaduras fue él. Él sólo sobrevivió tres horas, mi Jordan. Mi niña, gracias a él sobrevivió hasta las 3:40 de la mañana”, relató entre llantos Obando durante el entierro de sus dos hijos.

Leer más: Mueren dos niños tras incendio en una vivienda en Managua

En sus últimas palabras, Obando pidió un aplauso para Jordan, a quien destacó como un “pequeño guerrero”, lo que fue correspondido con aplausos de amigos y familiares de los menores.

El fallecimiento de ambos niños impactó en la ciudadanía, muchos pobladores acompañaron la despedida, algunos infantes llevaron chimbombas blancas. 

Los menores Alessandra y su hermano Jordan murieron horas después de sufrir quemaduras de tercer grado durante un incendio en su vivienda, en Managua.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ