El emotivo momento donde ticos y nicas lloraron en inicio del año escolar en Costa Rica

La líder campesina Francisca Ramírez o Doña Chica participó en la apertura del año escolar en una escuela primaria en Upala, Costa Rica donde asistirán niños nicaragüenses que se encuentran exiliados en esta nación. 

Como un acto de fraternizar con los niños nicaragüenses, la directora del centro de estudio Karen Pineda Ubau permitió que se entonaran las notas del Himno Nacional de Nicaragua.  Pineda Ubau le dio la  bienvenida a unos  20 niños campesinos exiliados a quienes no se les pidio ningún requisito paa ingresar al centro. 

“Darles una cordial bienvenida espero que vengan con alegría y entusiasmo, queremos estudiantes que sean amantes de su patria con valores cívicos, darle una especial bienvenida a estudiantes de nuevo ingreso de Nicaragua, sientanse como en casa, que este tiempo sea de esperanza, fe y alegría que ayude a romper ese ciclo de violencia que han pasado, recalcar que la educación es un derecho inalienable, por ello el sistema público debe tener las puertas abiertas aquellas personas que lamentablemente tuvieron que salir de su país, queremos honrarlos entonando las notas del himno nacional de nicaragua” expresó Karen Pineda Ubau, Directora de la Escuela Primaria en Upala, Costa Rica.Doña Chica agradeció la solidaridad del pueblo costarricense y explicó que muchos niños y niñas se han visto obligadas a desplazarse de su país por las múltiples violaciones a los derechos humanos cometidas por el régimen en Nicaragua.

“Queremos agradecer la solidaridad al pueblo costarricense por apoyarnos en estos momentos difíciles en la historia de Nicaragua, como saben hoy en Costa Rica hay muchos niños nicaragüenses en las escuelas de Costa Rica que se han visto desplazados forzosamente. En nombre de todos los nicaragüenses que sufrimos les pido que nos entiendan que estamos en este país porque tenemos una violencia extrema donde se cometen crímenes de lesa humanidad, por eso hemos sido desplazados de nuestra patria. Les agradezco muchísimo esto nos llena de esperanza y alegría saber que nos recibe con los brazos abiertos y que son nuestros hermanos costarricenses que vela por los derechos. Dios le bendiga” expresó Ramírez a los niños que se encontraban en el inicio del año lectivo 2020.Los pequeños son hijos de un grupo de campesinos que huyeron de Nicaragua por la represión gubernamental que dirige la dictadura Ortega Murillo contra los opositores.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ