Europa otorgó asilo a 306 nicaragüenses en 2019

Hasta noviembre del año pasado, los países europeos recibieron 6,400 solicitudes de asilo de nicaragüenses.

Los ciudadanos de Centroamérica, más concretamente Nicaragua, Honduras y El Salvador, han roto récord en las solicitudes de asilo en Europa en 2019. Según datos preliminares de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, las peticiones casi se han triplicado al pasar de 8,814 en 2018 a 22,630 en 2019. De 6,400 solicitudes de  asilo presentadas por nicaragüenses sólo 306 obtuvieron una respuesta positiva. España es el principal destino de los que huyen de la dictadura de Daniel Ortega.

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018, que ha dejado 328 personas muertas, provocó un repunte de las solicitudes de asilo. En 2018, los países de Europa, principalmente España, recibieron 1,646 peticiones de nicaragüense. “En años anteriores como en 2017 solo hubo 31 peticiones. Ya en 2018 se registraron más de 1,300 solicitudes de nicaragüenses y en lo que va de este año, hasta el 30 de septiembre, la estimación provisional es que hay 4,420 solicitudes”, dijo a Despacho 505 María Jesús Vega, portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur-España).

Los datos provisionales de la institución europea, de noviembre 2018 a noviembre 2019, dan cuenta que a noviembre hay 5,761 casos pendientes de nicaragüenses por resolver. En el caso de España, datos del Ministerio del Interior revelan que 167 solicitantes de asilo originarios de Nicaragua recibieron una resolución positiva en 2019, un salto de 163 aprobaciones respecto a 2018, cuando el Interior solo dio su visto bueno a cuatro peticiones de asilo de ciudadanos de Nicaragua.

Acnur ha estimado que la cantidad de nicaragüenses que han salido del país, a raíz de la crisis, roza los 90,000, mientras la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cifraba el éxodo en 80,000, con datos recabados hasta mayo pasado. Organizaciones como el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) ha advertido de una mayor migración a medida que se acentúe la crisis económica.

El informe de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo además expone que las ciudadanías latinoamericanas se han destacado aún más al observar las tendencias a más largo plazo. En los primeros once meses de 2018, solo los venezolanos aparecieron entre las 10 principales ciudadanías que solicitaron protección internacional en la Unión Europea.

“Varias otras ciudadanías latinoamericanas también presentaron un número récord de solicitudes. Por ejemplo, el número de solicitudes hondureñas , salvadoreñas y nicaragüenses se duplicó en los primeros 11 meses de 2019”, informó la institución que lleva el registro del asilo en toda la Unión Europea.

De acuerdo con los registros del Interior español, los originarios de Venezuela (40,906), Colombia (29,363), Honduras (6,792), Nicaragua (5,931) y El Salvador (4,784) dominaron en 2018 la demanda de protección internacional en España, lo cual es reflejo de la convulsión en la región a causa de la persecución política, la violencia, el crimen organizado y el deterioro de los derechos humanos.

A Jonnatan, un joven opositor que prefiere se identificado con su primer nombre, la Policía Orteguista lo encarceló 24 horas por participar en una marcha en contra de la dictadura de Daniel Ortega, a mediados de julio de 2018. Durante esas horas sufrió torturas sicológicas e intimidación constante por parte de oficiales. A los cuatro meses decidió renunciar a su trabajo y mudarse a España, donde pidió asilo político.

Su caso fue denunciado ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenid) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y desde su exilio en Europa dice: “Acá en España puedo vivir tranquilo, sin el miedo a que oficiales de la Policía, paramilitares o simpatizantes del régimen me hagan daño por no pensar como ellos”. Ahora espera una resolución a su solicitud, que en promedio tarda entre dos o tres años. 

Según la vocera de Acnur, la situación de Nicaragua no se le escapa a las autoridades españolas: “Se conoce con todo lo que ha habido, con los testimonios, la información de organizaciones de derechos humanos y saben que hay un desfile de personas que han estado en una situación de riesgo mayor”. Y afirma: “Las solicitudes de asilo de personas de Nicaragua han aumentado de manera exponencial”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ