El periódico más antiguo en Nicaragua, La Prensa cumple 94 años informando al país

“Matan a Somoza”, “Restos del presidente Somoza bajaron ayer a su última morada”, “Mandaron a asesinarlo”,“Violeta vencedora”, “En 30 segundos, solo Hiroshima y Managua”, “El papa besa Nicaragua”, “ Vuelve Daniel Ortega”, “Nicaragua llora por “el Caballero del Ring”, son algunos de los principales titulares que llenaron las portadas del periódico más antiguo en Nicaragua, La Prensa, el cual a lo largo de 94 años, no solo ha sido testigo de la historia sino que  también ha registrado de manera fiel todos los hechos nacionales e internacionales que han marcado un antes y un después y que ahora pueden ayudar a entender el presente.

La Prensa ha reportado conflictos armados, pactos, dictaduras, represión, censuras y persecución han sido recurrentes en la convulsa vida de los nicaragüenses a lo largo de las últimas nueve décadas. 

En su afán por informar a los nicaragüenses La Prensa ha atravesado por momentos duros como cierres temporales, terremotos, bombardeos, destierro, prisión y el asesinato de su director, Pedro Joaquín Chamorro, Mártir de las Libertades Públicas en el país.

Cuando el primero de marzo de 1973, Anastasio Somoza Debayle supo que LA PRENSA volvía a las calles, pese a que había sido reducida a ruinas por el terremoto que se tragó Managua 68 días antes, dijo con despecho: “No es más que un pedazo de papel”. El episodio, contado por Jaime Chamorro Cardenal, presidente del Grupo Editorial, en su libro Entre dos Dictaduras, no sólo recogió el ácido comentario del extinto dictador; recordó además que la familia del rotativo había decidido convertir “el pedazo de papel” —del que se burlaba el general—, en toda una República. 

El poder creyó equivocadamente que se trata de solo papel y tinta, como lo dijo Somoza Debayle, pero sus fundadores y dueños creyeron y creen hasta el sol de hoy, que es más que eso y admiten que para llegar hasta aquí han tenido que vencer los días difíciles. La tinta que ha recorrido las venas de los titulares lo dicen todo. 

Como en los tiempos de Somoza, hoy La Prensa se enfrenta a una nueva dictadura como es Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes en su deseo por silenciarlo, asfixiaba al periódico al retener por más de 500 días la materia prima para la circulación del rotativo. Una vez más La Prensa se alzó airoso sobre sus principal enemigo quien no tuvo más remedio que ordenar la entrega de los insumos. 

Leer más: Dictadura fracasa en intento de asfixiar a La prensa, este viernes les entregan materia prima

El pasado 07 de febrero La Prensa ganó una batalla contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes intentaron asfixiar al rotativo retenido al menos 90 toneladas de papel periódico, por más de 500 días en las bodegas de la Dirección General de Aduana.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ