Represión Estatal en Nicaragua obligan a más de 100,000 a huir

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, advierte que el número de exiliados nicaragüenses aumentará debido a que sigue sin resolverse la crisis sociopolítica en Nicaragua, así lo señaló la  la portavoz del ACNUR Shabia Mantoo.

En conferencia de prensa hoy en el Palacio de las Naciones en Ginebra, Mantoo manifestó que a casi dos años después de que Nicaragua se sumió en una grave crisis política y social, más de 100,000 personas huyeron por la persecución y los abusos contra los derechos humanos en el país, buscando asilo en el extranjero.

Leer más: Cámara de Representantes en Estados Unidos aprueba resolución bipartidista sobre Nicaragua

Entre los grupos de nicaragüenses exiliados se encuentran estudiantes, defensores de los derechos humanos, periodistas y agricultores, grupo que aún continúan huyendo de su país a una tasa promedio de 4,000 personas cada mes. 

Estadísticas de ACNUR revelan que la primera parada para la mayoría de los refugiados nicaragüenses es la vecina Costa Rica, que alberga a dos tercios de todos los refugiados y solicitantes de asilo nicaragüenses, o unas 77,000 personas. Luego Panamá con un poco más de 8,000 y otros 9,000 a Europa, mientras que México alberga a unas 3,600 personas. Unos 5.100 adicionales están alojados en otros países, que comprenden un total de 103.600 refugiados nicaragüenses y solicitantes de asilo en todo el mundo hasta la fecha.

Desde octubre de 2019, Costa Rica, con el apoyo del ACNUR, simplificó los procedimientos de determinación de la condición de refugiado para perfiles comunes de aquellos que se sabe que son perseguidos en Nicaragua, lo que está reduciendo el tiempo para que las personas sean reconocidas como refugiados, otorgándoles protección.

A través de un acuerdo con el ACNUR, Costa Rica también ha permitido el acceso al sistema público de salud a 6,000 de los solicitantes de asilo más vulnerables. Estos incluyen personas con afecciones o discapacidades crónicas, aquellos que necesitan cirugía, sobrevivientes de tortura y personas que viven en extrema pobreza.

Bajo un Marco Regional de Respuesta Integral a los Refugiados para abordar los desafíos del desplazamiento forzado en y desde Centroamérica, conocido como MIRPS, el ACNUR coordina con las autoridades gubernamentales y otras agencias de la ONU para monitorear los movimientos transfronterizos y responder a las necesidades humanitarias y de protección de quienes huyen de Nicaragua. Esto también incluye la provisión de atención médica, apoyo psicológico, refugio y asistencia alimentaria.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ