Portavoz ciudadano: Dictadura de Ortega bloquea labor humanitaria de Cáritas Nicaragua

100% Noticias

Nadie es tan pobre que no tenga nada que dar. Es la frase que está en la entrada a las bodegas de Cáritas de Nicaragua, El portón de la inmensa bodega está bajo candados, desde que el régimen de Daniel Ortega, desde hace más de un año mantiene una censura a las donaciones que esa institución caritativa recibe del extranjero y que la Iglesia católica usaba para beneficio de los sectores más empobrecidos del país.

Desde el 2018, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, por medio del Ministerio de Gobernación no han querido actualizar los documentos contables de esa institución caritativa, lo cual no les permite recibir las donaciones del extranjero. El gobierno de Ortega tiene años de venir reteniendo las donaciones a Cáritas de Nicaragua, como una forma de reprimir su labor caritativa, ante la posición de los obispos de estar al lado de las demandas de la ciudadanía en Nicaragua.

El Obispo Mata, portavoz de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, asegura que la medida del gobierno de Ortega con las donaciones es condenable porque solamente afecta a los sectores más vulnerables a los cuales llegaban las donaciones que llegaban al país desde el extranjero.

“El caso de Cáritas, con las donaciones, ¿qué reflexión merece? Todo este atraso a la caridad, la reflexión que merece es la condena, ante un estado de estupidez de un gobierno que no ama al pueblo ni tiene visión de pueblo”, expresó el Obispo Mata, también secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Ortega le declaró guerra a la Iglesia católica

El 19 de julio de 2018, en plena crisis socio política y en plaza pública, el dictador, Daniel Ortega, dirigiéndose a sus fanáticos, dijo que los obispos habían sido parte de un golpe de estado, según el dictador, pero sin presentar pruebas que respaldaban sus delicados señalamientos.

Ortega se atrevió a decir también que la Iglesia católica ocupaba las parroquias para almacenar armas y torturar, durante las protestas cívicas de los ciudadanos. Los obispos han rechazado los señalamientos de Ortega.

A la Iglesia católica también le preocupa el silencio en el que ha estado el régimen de Daniel Ortega, sobre su decisión de mantener bloqueada la labor humanitaria que realizan desde hace 63 años de que fue fundada Cáritas de Nicaragua.

Brenes reconoce bloqueo

Elcardena Leopoldo Brenes también se ha pronunciado en relación a la medida restrictiva que mantiene el régimen Ortega-Murillo, contra la labor social de Cáritas.

“Todo lo que venía era para los dispensarios de las parroquias medicinas, bastones, a veces camas, sillas de ruedas, pero bueno, si se nos está impidiendo eso, bueno, son políticas que se toman, pero nosotros buscamos otras formas y esperamos que un día eso se pueda superar. Nosotros siempre buscamos el lado bueno, nos bloquean por un lado, pero buscamos por otro. Se nos cierra una puerta, pero nosotros buscamos abrir otras” reconoce el Arzobispo de Managua.

Las donaciones que recibía Cáritas de NIcaragua venía de Estados Unidos, Canadá, Alemania, entre otros países que enviaban alimentos, medicina, sillas de rueda, bastones, camas de hospital, entre otras cosas que la institución hacía llegar a los sectores más vulnerables.

Hasta los hospitales del Estado recibían algunas de estas donaciones que ahora no pueden entrar al país hasta que el régimen decida quitar ese candado a la institución caritativa al validar su documentación contable de operatividad.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ