CONFIDENCIAL: Gobierno no reconoce “emergencia” por coronavirus

Alta proyección de mortandad por coronavirus evidencia que el Minsa solo espera que pacientes graves “lleguen a morir a los hospitales”

La proyección de mortalidad de hasta un 80% entre los pacientes graves por el coronavirus covid-19 en Nicaragua, realizada por el Ministerio de Salud (Minsa) en su Protocolo de Preparación y Respuesta ante el Riesgo de Introducción del Coronavirus, revela que el régimen admite que no tiene capacidad para reaccionar ante esta pandemia, una vez un paciente presente complicaciones, según expertos en salud pública del país.

El documento del Minsa, revelado este jueves por CONFIDENCIAL, calcula que seis meses después que se confirme el primer caso de coronavirus, 32 500 personas habrán enfermado y de estas 8125 podrían presentar complicaciones. A la vez, admite que el 80% de esos casos graves serán mortales, traduciéndose en más de 800 decesos. Además, el cálculo del Minsa se basa en una porcentaje de mortalidad del 2.5%, según la tendencia mundial, que este doce de marzo se elevó a un 3.4%.

El doctor Alejandro Lagos, master en salud pública y gerencia hospitalaria, valora que los cálculos del Minsa, además de “irresponsables”, constituyen un mecanismo de encubrimiento; es decir, “se están curando en salud”, ante las posibles muertes causadas por el covid-19.

Ese dato “se puso porque saben que no van a llegar a los 800 muertos y luego decir que no hubo más que 10 o 15 muertos por coronavirus porque nuestros servicios de salud estuvieron potentes, estuvimos eficientes, preparados”, reflexiona.

Con esta proyección, el Minsa prácticamente dice que los enfermos graves “solo van a llegar a morir” a los hospitales, como si se tratara de ayudarlos a “morir con dignidad”, critica el médico. Ese no es el objetivo de un sistema de salud, “no se trata de eso”, enfatiza.

Expertos nacionales e internacionales en salud han alertado que la primera reacción ante el coronavirus es evitar la propagación de contagios. Sin embargo, en Nicaragua el Gobierno de Daniel Ortega sostiene que no declarará cuarentena.

Lagos reclama que la mitigación consiste en evitar “que los casos que no son graves se compliquen”, y sostiene que las enfermedades pueden ser manejables y por otro lado, la epidemia también podría disminuir y convertirse en una enfermedad endémica como el dengue o la malaria.

OPS vigila medidas del Minsa

El protocolo del Ministerio de Salud fue presentado este jueves a una delegación de la  Organización Panamericana de la Salud (OPS), que llegó a Nicaragua para conocer las medidas de prevención y respuesta que desarrolla el país ante la pandemia del coronavirus.

La principal recomendación de la OPS el Minsa fue “el alistamiento de la red de servicios de salud” para las personas infectadas con el covid-19, ya que los servicios de salud deben estar preparados para responder ante la enfermedad que ya se encuentra en los países vecinos de Costa Rica, Honduras y Panamá. El Salvador, donde no se ha detectado aún ningún caso, decretó, por ejemplo, el cierre de sus fronteras.

La vicepresidenta Rosario Murillo declaró al mediodía de este jueves que los representantes de la OPS fueron informados de que los brigadistas del Minsa continúan fumigando contra el dengue. Pero los funcionarios destacan que Nicaragua debería enfocarse en la emergencia mundial del coronavirus para informar a la población.

Murillo y el presidente Daniel Ortega, junto a autoridades del Minsa, participaron en una reunión virtual extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), sobre cómo actuar ante el coronavirus.

Ortega no ha dicho nada, ni ha explicado a la nación, las medidas oficiales frente a la pandemia, como si lo han hecho, en sus países, el resto de presidentes de la región.

Higiene en un país sin agua

El lavado de manos constituye la principal medida de prevención frente a la pandemia del coronavirus, y las autoridades nacionales tienen el deber de garantizar condiciones mínimas para que la población cumpla con las recomendaciones. Sin embargo, en gran parte del país “no hay agua”, destaca Ana Quirós, especialista en salud pública.

“Evidentemente el tema de la pobreza y la falta de acceso (al agua) van a marcar quienes van a estar más susceptibles a adquirir el coronavirus”, explica. Quiros también considera que esta es solo una de las múltiples debilidades del sistema de salud nicaragüense, cuyo personal es insuficiente y podría no estar capacitado para enfrentar a la nueva pandemia.

Para la exministra de salud, Dora María Téllez, el momento de prevenir el  coronavirus “es ahora y no  mañana, cuando estemos en la sin remedio”. Insiste en que el Minsa debería ser transparente en sus comunicaciones porque actualmente en Nicaragua hay más dudas que respuestas.

En este país “no sabemos cómo se están preparando, no sabemos si hay suficientes reactivos, nadie nos ha dicho donde hay que hacerse la prueba, no hay líneas de emergencias para atender a la población”, reclama Téllez.

A criterio de la exministra, el Minsa “no actúa como si tuviera una situación de emergencia” y advierte que esta situación está creando más desconfianza en el sistema de salud. “Los nicaragüenses no creemos que no hayan casos ce covid-19, seguramente nos los están escondiendo. Hay casos en Honduras, en Costa Rica, en Panamá y es lógico pensar que el virus ya está aquí”, enfatiza.

Empresas tomarán sus medidas

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Universidad Centroamericana (UCA), son algunas de las instituciones que han advertido sobre la amenaza del coronavirus.

Los empresarios, a través de un comunicado, instaron al Gobierno a “facilitar los procesos de importación y nacionalización de todos los productos necesarios para la prevención del coronavirus”, debido a que la población ha comenzado a comprar sin control los productos de higiene.

Esta semana, una cadena de supermercados restringió las ventas de productos de limpieza para evitar acaparamiento y las mascarillas están agotadas en algunas farmacias del país. También han escaseado el alcohol líquido y en gel.

Además, el Cosep urgió al Gobierno y las empresas privadas a que adopten una campaña educativa para crear conciencia en la ciudadanía sobre el lavado de manos, y tomar las medidas oportunas para evitar la propagación del coronavirus.

Mientras tanto, la UCA colocó dispensadores de alcohol gel en diferentes partes del campus universitario e intensificó la limpieza en las áreas de trabajo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ