Policía sandinista asedia vela y entierro de joven asesinado a golpes

La sancionada policía sandinista asedio la vela y el entierro del joven Melvin Alberto Urbina Gómez, de 19 años de edad, quien murió en el hospital España, en Chinandega por insuficiencia respiratoria aguda, trauma craneoencefálico y edema cerebral, de acuerdo al acta de defunción entregado a los familiares.

En entrevista al periódico La Prensa el padre del joven Luis Francisco Saavedra, responsabilizó de la muerte de su hijo a la policía sandinista porque Urbina Gómez no padecía de ninguna enfermedad ni dolencia, y fue hasta que estuvo dos días detenido, por ser el presunto responsable de vandalismo, en Posoltega, que apareció con golpes en diferentes partes de su cuerpo y no podía caminar ni hablar.

“El joven Urbina Gómez fue detenido el domingo 8 de marzo en el barrio Carlos Huete y llevado a la delegación de Posoltega, ubicada cerca del parque central. Dos días después, el martes, fue llevado a su casa en una patrulla en estado delicado. Por su gravedad, fue llevado al hospital España, donde falleció el jueves” explicaron familiares del joven a La Prensa.

Además la familia denunció que durante la vela llegó una patrulla con tres policías y un forense para llevarse el cuerpo al Instituto de Medicina Legal en Managua para practicarle una autopsia. Sin embargo la familia se opuso por considerarlo sospechoso

Para justificar el crimen la delegación policial en Posoltega informó a uno de los familiares del joven fallecido que Urbina Gómez tuvo un ataque de epilepsia, a pesar que nunca había padecido de eso. 

Al momento de su sepultura Urbina Gómez presentaba golpes en el ojo, pierna y oreja izquierda, espalda y estómago.

Con información de La Prensa

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ