Iglesia valorará suspender actividades de Semana Santa por coronavirus en Nicaragua

Los templos son considerados focos de contagio y los más afectados podrían ser las personas de la tercera edad. Los obispos de Nicaragua se reunirán para tomar medidas ante la inminente llegada del coronavirus.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) se reunirá para valorar la suspensión de las actividades de Semana Santa y acordar medidas para evitar la propagación del coronavirus en el país. Así lo confirmó este domingo el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez.  

Aunque hasta ahora el Ministerio de Salud no ha confirmado ningún caso de coronavirus, expertos alertan que el virus ya podría estar en el país

“La Conferencia Episcopal se va reunir y vamos a emitir las recomendaciones pastorales. Hay sacerdotes que ya están tomando las precauciones debidas y necesarias, pero debemos esperar como Iglesia lo que diga la Conferencia. Cuando los obispos hablemos e informemos al pueblo, se debe cumplir estrictamente lo que se diga”, explicó Álvarez.  

En Matagalpa, dijo el obispo, “por el momento no estamos suspendiendo nada y dependiendo de la forma como vaya evolucionando la pandemia, por supuesto la posibilidad de suspender actividades está abierta porque no vamos a poner en riesgo a la población”

En la Arquidiócesis de Managua tampoco se han suspendidos las peregrinaciones cuaresmales al Santuario Nuestro Señor de Esquipulas, de La Conquista.

Los primeros cinco sábados de Cuaresma, miles de feligreses de todas las parroquias de Carazo, Managua y Masaya peregrinan hacia este Santuario junto al cardenal Leopoldo Brenes.

CRITICA PASIVIDAD DEL RÉGIMEN 

A diferencia de otros países de la región, en Nicaragua el régimen de Daniel Ortega no ha tomado medidas drásticas para evitar la propagación del coronavirus. Las fronteras del país siguen abiertas, el Minsa ha dicho que no habrá cuarentena de ningún tipo y no hay restricciones migratorias para ningún país del mundo.  Además, este sábado el régimen convocó a marchas en todo el país.

Sobre las medidas tomadas por el régimen ante la inminente llegada del coronavirus a Nicaragua, Álvarez criticó que “no hemos notado una prevención orgánica y sistemática”. 

“Lo que he escuchado son declaraciones y comunicados eventuales y esporádicos, pero no una posición de cuido y de prevención orgánica y sistemática”, lamentó

“Esto es grave para el mundo entero. No podemos estar como en una burbuja pensando que el mundo completo está con el coronavirus y aquí sin nada”, agregó.

El obispo demandó a las autoridades no ocultar información. “Espero que no se le esconda al pueblo de Nicaragua ninguna cifra. En la medida que sea transparente con el pueblo, nos vamos a cuidar unos a otros. Para nada ayuda que un gobierno esconda cifras, es totalmente lo contrario”, insistió

Por su parte, el cardenal Leopoldo Brenes llamó a las empresas y dueños de negocios farmacéuticos a no alterar los precios de la medicina. Recalcó en la importancia de mantener al alcance de la gente productos indispensables para la prevención del virus como el alcohol gel y las mascarillas.  

“Que no se estén alterando los precios de la medicina. La especulación es negativa contra el pueblo”, dijo el jerarca en declaraciones a Boletín Ecológico.  

TEMPLOS, FOCOS DE CONTAGIO 

En diversos países del mundo con altos índices de coronavirus, los templos de las iglesias han sido consideradas como focos de contagio. En España e Italia la gran mayoría de templos están cerrados para evitar la propagación del coronavirus, sobre todo en personas de la tercera edad, que son las más vulnerables.  

Desde el pasado 5 de marzo, en Costa Rica, el acto de la comunión de los feligreses se hace mediante la entrega de la hostia en la mano de los creyentes. De esta manera se minimiza el riesgo de contagio del coronavirus

“A partir de hoy (5 de marzo) y hasta nueva indicación, la sagrada comunión debe distribuirse y recibirse únicamente en la mano”, informó el arzobispo de San José, José Rafael Quirós.  

Además, el saludo de la paz durante las misas no se da con la mano o tocándose las caras. 

Las concentraciones masivas superiores a 500 personas, como las religiosas, están prohibidas en países de Asia, Europa y América Latina, donde ya hay casos de coronavirus. Donde los oficios religiosos se siguen realizando, las recomendaciones de los expertos es evitar el contacto físico y mantener al menos un metro de distancia.  

La Semana Santa en Nicaragua se caracteriza por grandes procesiones y misas con centenares de asistentes. Este año la Semana Santa va del 5 al 12 de abril

 

 

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ