Desidia de Nicaragua y porosidad en frontera: temores mayúsculos ante el COVID-19

Costa Rica duda de controles sanitarios en Nicaragua ante avance de coronavirus en el mundo

Hay 2 cosas que hacen temer un incremento de los casos de coronavirus COVID-19 a partir de la Frontera Norte: la desidia con que Nicaragua maneja su sistema de salud nacional ante la emergencia y la porosidad de los poco más de 309 kilómetros que componen el límite fronterizo entre ambas naciones. Hasta este lunes las autoridades nicaragüenses alardeaban de no contar aún con casos reportados del padecimiento y aseguraban estar totalmente preparados en caso de que su presencia se confirme.

Del lado tico no existe confianza sobre esto y a partir de este martes 17 de marzo el Poder Ejecutivo anunció un refuerzo –con todos los recursos disponibles- para fiscalizar con mayor contundencia el movimiento migratorio en los próximos días. Ya de por sí complejo en la Zona Norte.

“Hay poca contención en Nicaragua” El Poder Ejecutivo anunció que la Policía de Fronteras realizará controles aéreos exhaustivos. Además, se aplicarán operaciones móviles en “puntos ciegos” para frenar el ingreso terrestre de extranjeros en condición migratoria irregular. Aquellos que sean sorprendidos en esta condición serán devueltos a las autoridades nicaragüenses.

“Este flujo migratorio en Nicaragua es constante. Ha sido así históricamente, pero ahora reviste una importancia enorme el poder controlar ese flujo que viene hacia acá y que sale en ese mismo sentido (…) Es una coherencia en el trato y ver si podemos disminuir el contagio entre personas. Sabemos que hay poca contención en Nicaragua.

No tenemos una idea de lo que están haciendo sus autoridades y eso nos eleva al máximo la contención en nuestro territorio”, alertó Dennis Angulo, viceministro de Salud, durante una actividad oficial realizada este martes en el puesto fronterizo de Las Tablillas.

El funcionario solicitó a los empresarios de la Zona Norte evitar la contratación temporal de mano de obra nicaragüense, la cual –para nadie es un secreto- en muchos casos llega al país en condición migratoria irregular.

Las acciones se concentrarán en los cantones de Upala, San Carlos, La Cruz, Guatuso y Los Chiles. “Existe una dinámica histórica de la llegada de nicaragüenses que –en muchos casos- se detectan en condición migratoria irregular. Se establecerán operaciones con Policía de Fronteras para poder hacer operaciones móviles.

No podremos estar en un punto fijo, pero sí desplazándonos”, acotó Allan Obando, director de la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública (MSP). Al ser consultada sobre la posibilidad de contactar a las autoridades nicaragüenses para que se mejore el control sanitario, la vicepresidenta Epsy Campbell explicó que se harán las coordinaciones respectivas ante el Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

“Las medidas que se han tomado son del Estado costarricense en responsabilidad del gobierno de la República. No se descarta por las vías establecidas a través del SICA, del Consejo de Ministros de Salud, como mecanismo para las coordinaciones correspondientes a futuro”, subrayó Campbell, solo hay un caso confirmado en la Zona Norte. “Se logró contener. No generó foco de infección.

Fue un caso oportunamente abordado. Después de este han salido otros que hemos estudiado, que se seguirán estudiando, pero que son parte de la vigilancia regular. La dinámica regional es que tenemos un alto tránsito turístico y por eso debemos estar vigilando”, dijo. A nivel nacional Costa Rica reporta 50 casos positivos del coronavirus, de los cuales 24 son mujeres y 26 son hombres.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ