¿Paciente con COVID-19 pasó los “controles” del Minsa en el aeropuerto o lo adquirió en Nicaragua?

Régimen oculta la posibilidad de que el primer caso de COVID-19 no haya sido importado como indica la versión oficial.

Nicaragua reportó el miércoles el primer caso de COVID-19. La versión oficial es que la persona habría adquirido la enfermedad en Panamá. Esto significaría que entró al país sin ser detectado por el filtro epidemiológico que el Ministerio de Salud afirma haber activado en los principales puntos de acceso al territorio nacional.

Las autoridades nicaragüenses se han resistido a establecer restricciones y controles preventivos a los ciudadanos que han estado en países donde está presente la enfermedad, por lo que los casos asintomáticos no serían detectados.

No obstante, el epidemiólogo Leonel Argüello plantea la posibilidad de que el hombre que ha dado positivo a COVID-19 lo haya adquirido en Nicaragua o en otro sitio donde hubiera estado antes de su viaje a Panamá.

El especialista basa su planteamiento en el periodo de incubación del virus que es de 14 días, por lo que es “improbable” que se manifieste en 72 horas.

“El periodo de incubación tarda aproximadamente 14 días, es el promedio. Si este paciente el día 15 regresó a Nicaragua y pasó dos días en Panamá tenés tres opciones: esa persona viajó antes de ir a Panamá a otro lugar, si no viajó antes a ningún lugar lo adquirió en Nicaragua, y hay que buscar a las personas que tuvieron contacto con él”, valoró Argüello.

EL VIRUS SE MULTIPLICARÁ

Argüello considera fundamental que en Nicaragua se activen medidas preventivas y que se identifiquen a las personas que han estado expuestas al coronavirus.

Y Advirtió: “A partir de ahora que tenés un caso vas a comenzar a tener más, lo importante es el control”, indicó.

Del protocolo internacional dictado por la Organización Mundial de la Salud solo han activado dos recomendaciones: vigilancia sanitaria y control epidemiológico en puntos de acceso.

El nicaragüense de 40 años que dio positivo a COVID-19 estuvo de viaje por Panamá y retornó el pasado 15 de marzo a Nicaragua vía aérea, informó Rosario Murillo.

La funcionaria aseguró que dos días después comenzó a presentar fiebre, dolor de garganta y tos seca, “Se presentó a un centro hospitalario, uno de los centros centinela, donde tenemos todas las condiciones creadas para recibir a las personas que presenten síntomas sospechosos y luego que el diagnóstico presenta que el caso es positivo, asegurar todos los protocolos, todas las atenciones de manera que esté aislado y seguro”, aseguró Murillo esta noche.

La vocera del régimen dijo que tomarán el caso con “serenidad” y no anunció si el país acatará la cuarentena que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó adoptar a todos los países.

Aseguró que están trabajando en identificar a las personas con las que el hombre tuvo contacto a su regreso al país, pero no reveló el lugar donde ha sido detectado el COVID-19. Solo dijo que harán pruebas a familiares o personas con las que estuvo en contacto y que presenten síntomas. “Toda persona que ha tenido contacto con él, toda persona de su familia que presente síntomas, inmediatamente se procederá a tomar la muestra para realizar la prueba”, señaló.

AUTORIDADES NO SON TRANSPARENTES

Por su parte, el doctor José Ruiz, especialista en Medicina Interna, considera que el manejo poco transparente del caso positivo admitido por las autoridades nicaragüenses podría provocar zozobra e histeria entre la población que ya está alarmada debido al comportamiento de la enfermedad.

“Eso provoca histeria colectiva, (el gobierno) sigue con el secretismo y aumenta el riesgo al contagio porque no sabemos qué grupo poblacional es el que estuvo en contacto con el infectado”, apuntó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ