CONFIDENCIAL: Primer caso positivo de coronavirus en Nicaragua es un militar

Minsa excluye a medios independientes en conferencia y mantiene en secreto información sobre las pruebas del covid-19

El primer caso positivo de coronavirus en Nicaragua corresponde un militar activo del Ejército de Nicaragua, confirmó CONFIDENCIAL con fuentes vinculadas al Ministerio de Salud.

La noche de este miércoles la vicepresidenta Rosario Murillo anunció el primer caso positivo de covid-19 en el país, pero no dio mayores detalles sobre el origen del paciente afectado, excepto su edad (40 años), y que contrajo el virus en Panamá.

La identidad de oficial del Ejército de Nicaragua, así como su edad, fue confirmada de forma independiente por este medio de comunicación a través de su cédula de identidad y su “hoja médica de evolución diaria”, cuyo diagnóstico declara “positivo para covid-19, Hipotiroidismo”. De acuerdo con el documento de identidad (cuyos datos están resguardados) el paciente nació en noviembre de 1979.

Murillo informó que la persona viajó a Ciudad de Panamá entre el 13 y 14 de marzo y regresó a Nicaragua el domingo 15 de marzo, vía aérea a través del Aeropuerto Internacional de Managua. De acuerdo con el acta médica, el paciente fue ingresado en el Hospital Militar el 18 de marzo. El documento hospitalario detalla que el cargo del paciente es: “militares activos”. La hoja médica de evolución diaria fue reconocida y confirmada por varios médicos del Hospital Militar consultados.

Aparte del acta médica, fuentes hospitalarias confirmaron que el caso positivo se trata de un militar, pero que se ha manejado con mucho secretismo por parte de las autoridades, incluso antes del anuncio de la vicepresidenta este miércoles por la noche.

TAMBIÉN PUEDE LEER:  Médicos dudan que primer caso de coronavirus se infectó en Panamá, período de incubación cuadra con su permanencia en Nicaragua

CONFIDENCIAL consultó al vocero de la institución castrense, Álvaro Rivas Castillo, pero no quiso brindar declaraciones al respecto, y, airado, pidió que enviáramos un correo electrónico solicitando la información al área de prensa militar. Hasta la publicación de este artículo no hemos obtenido respuesta.

La versión de que el primer caso positivo de coronavirus se trataba de un militar activo circuló después del anuncio televisivo de la vicepresidenta Murillo en la Dirección de Migración y Extranjería. Casi enseguida, fuentes de Migración y Extranjería relataron a CONFIDENCIAL que funcionarios superiores les confirmaron que el paciente era “del Ejército”, y que debían de inmediato “buscar a todas las personas que venían en el avión con él”. “Por eso ella (Murillo) no dijo nada del paciente, porque es del Ejército”, insistió la fuente de Migración.

Este jueves, la Ministra de Salud, la doctora Carolina Dávila Murillo, informó a los medios oficialistas que ya “localizaron a las personas que tuvieron contacto con el primer paciente de coronavirus en Nicaragua”. A pesar de que Murillo dijo ayer que la Ministra brindaría a partir de hoy dos informes diarios “para que informe a nuestro pueblo”, en el encuentro se excluyó a los medios de comunicación independientes, que siguen sin tener acceso a la información pública, aun en medio de la emergencia del coronavirus.

ADEMÁ LEA: Ministra de salud habla en plural de más casos de coronavirus

Murillo dijo la noche del miércoles que el paciente está “aislado” y “bueno”, “estable”, respirando por su cuenta. “Y esperamos en Dios que no necesite respirador”, dijo Murillo. En Nicaragua, no hay información pública sobre cuántos respiradores hay disponibles en los hospitales.

Secretismo en el sistema de salud

Además, el Gobierno ha tratado con secretismo las pruebas que han realizado a sospechosos de coronavirus. Mientras en El Salvador y Costa Rica, los Gobiernos informan diariamente el número de pruebas que realizan, el Gobierno de Nicaragua ha ocultado la información desde hace tres semanas.

Solo el Hospital Militar, uno de los centros de referencia en Nicaragua, han pasado “diez personas como casos sospechosos”, dijo una fuente hospitalaria de ese centro propiedad del Ejército de Nicaragua. “Hasta este miércoles solo quedaban dos personas de esas diez en aislamiento.

Mientras que en el Hospital Alemán Nicaragüense, “desde hace una semana hemos tenido casos sospechosos”, dijo un médico. En la ciudad de Matagalpa, fuentes del SILAIS de esa zona aseguraron a CONFIDENCIAL que este miércoles enviaron al Conchita Palacios cuatro pruebas de pacientes sospechosos de covid-19. Dos pacientes estaban internados en el Hospital Escuela César Amador Molina y los otros del Centro Médico Quirúrgico Santa Fe.

Lo mismo relataron a CONFIDENCIAL médicos del Lenín Fonseca. “La semana pasada llegó al Lenín paciente con nexo epidemiológico, pero se le declaró como que padecía neumonía. Los doctores y enfermeras tienen miedo por la alta vulnerabilidad a los contagios, pero no dicen nada por miedo a perder su trabajo”, relató un trabajador del Lenín Fonseca.

Los médicos coincidieron en que las pruebas de covid-19 enviadas al Conchita Palacios han sido tratadas con mucho sigilo por las autoridades del Minsa, “a un nivel de secreto de Estado”.

Pese a que ya hay un caso confirmado de covid-19 en Nicaragua, el Gobierno Ortega-Murillo no anunció si declarará cuarentena o cerrará fronteras como medida preventiva. No obstante, el régimen siguió con sus actividades programadas, como un simulacro “multiamenazas” por sismos a nivel nacional este jueves, que incluyó la aglomeración de personas en instituciones públicas, contraviniendo las indicaciones internacionales para evitar la propagación del coronavirus.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ