Portavoz Ciudadano: Daniel Ortega y Rosario Murillo deben ser destituidos por incapacidad para gobernar, aseguran expertos

“Si esa Asamblea Nacional fuese democrática ya hubiese destituido inmediatamente, no solamente a Ortega sino a también a Rosario Murillo por que no tienen capacidad mental para gobernar Nicaragua”, asegura Martha Patricia Molina, experta en Estado de Derecho y corrupción

Daniel Ortega y Rosario Murillo, deben ser destituidos por incapacidad para gobernar. Así lo consideran los expertos en derecho, el exdiputado opositor, José Pallais Arana y Martha Patricia Molina, experta en temas de corrupción y Estado de Derecho.

Ambos coinciden en que la pareja gobernante de Nicaragua,  ya hubieran sido declarados incapaces y destituidos como si en Nicaragua hubiera institucionalidad en los Poderes del Estado, en el caso específico, la Asamblea Nacional.

“Si esa Asamblea Nacional fuese democrática ya hubiese destituido inmediatamente, no solamente a Ortega sino a también a Rosario Murillo por que no tienen capacidad mental para gobernar Nicaragua”, asegura Martha Patricia Molina, experta en Estado de Derecho y corrupción.

De acuerdo a Molina, el articulo 149 de la Constitución expresa que ante una incapacidad, un gobernante debe ser destituido y elegir a otra persona para que gobierne el país

“El artículo 149 de la Constitución dice que son faltas definitivas del presidente y vicepresidente de la República la incapacidad total permanente declaradas por la Asamblea Nacional, aprobadas por los dos tercios de los diputados. Por tanto, Ortega y Murillo son candidatos a que sean declarados de inmediato personas incapaces”, señala la experta.

José Pallais: No hay gobernantes en Nicaragua

El constitucionalista y exdiputado opositor, José Pallais, va más allá sobre el tema, al asegurar que en Nicaragua no existen gobernantes ni poderes de Estado.

“No hay tampoco ni gobernantes ni poderes del Estado porque todos los poderes están anulados y sometidos a una sola persona, Daniel Ortega, quien no tiene ni voluntad ni capacidad para liderar al pueblo de Nicaragua en medio de una catástrofe mundial como la pandemia del coronavirus”, explicó Pallais

Pallais coincidió con Molina, al asegurar que Ortega, quién no ha dado una opinión sobre el coronavirus, está incapacitado para seguir gobernando.

“A un gobernante responsable le corresponde estar con su pueblo, pero Ortega lo que ha demostrado es irresponsabilidad, al no tener ninguna iniciativa para enfrentar la pandemia, totalmente ausente, ensimismado, cuando la circunstancia están desbordadas en toda la vida social, lo que denota que se encuentra discapacitado para gobernar”, denunció Pallais.

Pallais llamó a los diputados de la Asamblea Nacional a respetar el Estado de Derecho y proceder a interpelar a Ortega, para que responda porque su silencio ante la crisis de salud pública que representa la pandemia.

“Una Asamblea autónoma y que respete la Constitución y a su pueblo, ya hubiese interpelado al dictador para que dé explicaciones de su silencio y exigiendole presente un plan para enfrentar el coronavirus y de no hacerlo proceder a destituirlo de inmediato porque es facultad del Parlamento”, apuntó Pallais Arana.

Ortega y Murillo gobiernan Nicaragua desde 2007 y la ciudadanía ha pedido su salida del poder desde el 2018, luego de una brutal represión estatal contra los ciudadanos que inició por la quema de la Reserva Indio Maíz y por una reforma al seguro social que afectaba a la patronal y a los cotizantes.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ