La sancionada Rosario Murillo se equivoca en vivo con resultados de casos sospechosos por Covid-19

Tomada de El 19 Digital

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo van de equivocación en equivocación, primero fue la Ministra del Ministerio de Salud Carolina Dávila quien hace una semana en una transmisión en vivo a través de los medios oficialistas expresó que “Las pruebas de Covid-19 realizadas a las personas que ameritaba resultaron positivo”, al concluir la conferencia de prensa se observa que la funcionaria recibe una llamada telefónica e inmediatamente regresa a sentarse a la mesa de conferencia para volver a repetir el guión, pero esta vez corrigió que “ Las pruebas de Covid-19 realizadas a las personas que ameritaba resultaron negativas”, después de ese bochornoso episodio, la ministra Dávila dejó de dar los reportes diarios sobre el desarrollo de la pandemia en el país, en su lugar aparece el Secretario General del Minsa, Carlos Sáenz.

Este sábado 28 de marzo, Rosario Murillo se equivocó al aire en su acostumbrada alocución de mediodía cuando se refería a los 14 pacientes sospechosos de Covid-19 en el país. “No tienen síntomas no se puede decir que estén enfermos, el examen dio positivo, perdón, dio sospe…, dio negativo”, corrigió inmediatamente su equivocación en vivo y en directo por los medios propagandísticos.

Leer más: Cubana llegó con coronavirus a la Isla procedente de Nicaragua

Lo cierto es que la información que brinda la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo carece de credibilidad dado que este sábado se conoció que el Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) informó que llegó a la isla un paciente COVID-19 procedente de Nicaragua.

La paciente procedente de Nicaragua es un ciudadana cubana de 54 años de edad, quien arribó a la isla el 16 de marzo desde Nicaragua. “Comenzó el 26 de marzo con síntomas y ese mismo día fue ingresada en el Hospital Manuel Fajardo. Mantiene evolución satisfactoria hasta el momento”, aseguró el director de epidemiología Francisco Durán de Cuba.

La información pública que llega desde Cuba contradice los informes de salud que da a conocer el régimen sandinista, dado que esta ciudadana cubana llegó portando el virus. Al respecto, la dictadura Ortega Murillo y el Minsa guardan silencio, evitando referirse al caso.

Desde que se anunció el primer caso confirmado de Covid-19 en Nicaragua, el régimen de Daniel Ortega aumentó el hermetismo y secretismo en cuanto a las cifras de las personas contagiadas con el virus.


 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ