Ministerio de educación sandinista niega represalias a niños por ausentarse en tiempos del covid-19

Tomada de El 19 Digital

Salvador Vanegas, asesor sandinista presidencial para temas de educación aseguró en canal 10, que los estudiantes que asisten a los colegios públicos no serán sancionados si sus padres deciden no enviarlos a clases. Nicaragua es el único país centroamericano donde las clases se mantienen a pesar de la pandemia del coronavirus.

Padres de familia han denunciado de las amenazas hacia sus hijos por no asistir a clases en tiempos del covid-19. Además este miércoles circuló la información que los maestros realizarían visitas casa a casa para instar a los niños a regresar a clases. 

Según Vanegas la asistencia de estudiantes a los colegios públicos del país se redujo por el temor que los menores resulten contagiados con el virus. “En el caso urbano se redujo en un 50%, mientras que los centros educativos en áreas rurales se mantiene la asistencia entre un 88 y 92 por ciento” afirmó.

“En el casco urbano la inasistencia es superior, somos flexibles y comprensibles es normal que haya temor cuando hay bombardeo de noticias falsas, nadie puede sancionar a un estudiante que no llegue, nadie puede exigirle a un padre de familia que mande a sus hijos, comprendemos que la gente tiene temor no se les está obligando” sostuvo el asesor para temas de Educación durante una entrevista matutina transmitida por Canal 10, Vanegas negó rotundamente que los docentes estén tomando algún tipo de represalia contra estudiantes que falten a clases.

Durante la entrevista Vanegas informó que el régimen sandinista a través del Ministerio de Educación están solicitando recursos extraordinarios en Naciones Unidas. “En este contexto hemos estado trabajando recursos adicionales porque esto va a requerir recursos adicionales por ejemplo con el sistema de Naciones Unidas vamos a aplicar a un paquete esta semana, para reforzar todas las capacidades del ministerio para garantizar el derecho a la educación de todos los niños y niñas y trabajar en el post para hacer planes para quienes faltaron a clase” manifestó el funcionario, quien no precisó el monto del financiamiento para esta área.

En Nicaragua existen más de 10 mil centros educativos de los cuales 9,105 son públicos y el resto privados de los cuales el  67% solicitaron autorización para cambiar la modalidad de presencial a clases a distancia “respetamos el consenso con los padres, todos han cumplido con los requisitos en el tema de adecuación curricular” explicó Vanegas.

Respecto a los señalamientos de la falta de acceso del vital líquido en algunos centros educativos, Vanegas aseguró que sólo el  9% de la población de matrícula tienen dificultades en el acceso de agua “establecimos coordinación con Enacal para llevar pipas de agua a las escuelas rurales que no tienen agua”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ