ACNUR ausente en apoyo a refugiados nicaragüenses en Costa Rica señalan analistas

ACNUR

El político Enrique Sáenz lanzó un S.O.S a Naciones Unidas, así como a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, para que atiendan la situación de emergencia que atraviesan miles de nicaragüenses refugiados en Costa Rica, quienes ya empezaron a sentir el impacto del coronavirus en la vecina del sur, que reporta 396 casos confirmados de Covid-19.

En Costa Rica se encuentran cerca de cien mil nicaragüenses solicitantes de refugios quienes antes de la pandemia del coronavirus enfrentaban una situación precaria por la falta de empleo, pero con la llegada del covid-19 la situación se tornó “crítica”, “antes de la pandemia una parte tuvo la suerte de generar algún tipo de ingreso por desarrollar algún tipo de actividad económica informal como vender quesillos, tortillas, audífonos, otros tuvieron la suerte de colocarse en algún tipo de trabajo más estable, pero con las nuevas restricciones en Costa Rica, muchos refugiados están dejando de percibir ingreso y sin empleo” manifestó Sáenz.

El analista explicó que la oficina Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, (ACNUR) en Costa Rica se encuentra cerrada por la pandemia, colocando algunos números telefónicos los cuales no están siendo atendidos por el personal “llamamos a los números indicados prácticamente es un engaño llaman y te mandan a un buzón que dice está lleno” crítico Sáenz, quien señaló que el impacto de la emergencia y las restricciones, disminuyeron sensiblemente o cancelaron la ayuda humanitaria a los exiliados en el país.

Sáenz hizo un llamado a la oficina regional de ACNUR para que ponga mano en la situación de los nicaragüense en Costa Rica dado que la sede tiene cerrada la puerta y los teléfonos no resuelven. “Estados Unidos a través de su oficina AID anunció un paquete de ayuda a países para contribuir a enfrentar el Covid-19, solicitamos que esos recursos sean destinados a los exiliados para enfrentar el impacto del Covid-19” subrayó el analista político.

Al igual que Sáenz, la ex diputada opositora Edipcia Dubón hizo un llamado a ACNUR, Banco Mundial, Comisión Interamericana de Derechos Humanos para atender la problemática de los refugiados.

“Los exiliados tienen que pagar renta y comprar comida, la gente necesita una respuesta de las autoridades competentes. Un llamado a las autoridades de Naciones Unidas, se sabe que hay fondos que se estaban destinando para los países pero que por las violaciones a derechos humanos del régimen sandinista se excluyó Nicaragua, pedimos que se redireccione para Costa Rica para la comunidad nicaragüense refugiado que están en vulnerabilidad” señaló Dubón.

En Costa Rica se registran casi 200 mil trabajadores en el desempleo a consecuencia del virus.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ