Biden traerá "coherencia" para resolver crisis como la de Nicaragua, opina Matamoros

Voz de América

La transición de poder del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, comenzó formalmente después que una agencia gubernamental lo declarara como ganador de las elecciones presidenciales de 2020. Al respecto, el analista Bosco Matamoros asegura que se espera un recorrido, “continuo y sistemático que producirá resultados”, en la política exterior. 

Según Matamoros, el presidente electo Joe Biden, ha dejado bien definido sus objetivos en política exterior: transparencia, gobernanza y responsabilidad compartida, es decir objetivos a largo plazo.

“La democracia en la región es un punto esencial de estabilidad y desarrollo, por otro lado, la seguridad nacional para los Estados Unidos. Centroamérica es una región fundamental para esos objetivos de los Estados Unidos”, expresó Matamoros.

El analista señala que a pesar que la administración de Trump ejecutó acciones e impuso sanciones “no fue seguida de una estrategia sistemática” lo cual incidió en el alcance de los objetivos de política exterior.

“Está incorporando en su lista a miembros de gabinetes que son personalidades que tienen experiencia y que están comprometidos con la democracia (...) Biden estuvo a cargo del tema de Centroamérica durante la administración de Obama en su calidad de vicepresidente y ese grupo que estaba tratando de sacar de la región el flagelo del tráfico de droga, autoritarismo, corrupción, atacar con acciones sistemáticas. Las acciones erráticas de la administración Trump van a ser sustituidas a todas luces por una acción conjunta, la reactivación de los órganos multilaterales, la reactivación de las alianzas con los países de la región, con las potencias regionales, un plan ambicioso”, manifestó el analista.

LEER MÁS: ¿Por qué Daniel Ortega habla siempre del narcotráfico? "se está curando en salud" opina Roberto Samcam

Para Matamoros, Biden traerá “coherencia” en la política exterior norteamericana, la cual no se ha visto en los últimos años.

“Se tomaron acciones con sanciones individualizadas, pero el centro de gravedad de la atención norteamericana estaba dirigida a otros temas como era Corea del Norte, China y muy marginalmente el tema de la democratización en Centroamérica, el tren de Biden va a salir de la estación con un nombre bien definido, objetivos claros y resultados que requieren tiempo y paciencia, podemos estar seguros que va a haber una coherencia, una claridad y una sistematicidad que es necesaria, imperativa, para resolver los graves problemas de la región, la grave crisis de gobernanza que tiene Nicaragua, en ese sentido podemos ser optimistas pero al mismo tiempo realista se requiere el concurso de los llamados sectores opositores de Nicaragua”, explicó el analista.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ