“Respuesta internacional unificada” es más presión al régimen de Daniel Ortega para buscar democracia

EFE

Luego que el congresista demócrata Albio Sires, presidente del Subcomité para el Hemisferio Occidental, Seguridad Civil y Comercio, pidió una respuesta internacional unificada por los “descarados actos de autoritarismo” de Daniel Ortega en Nicaragua. El analista político Bosco Matamoros considera que el llamado es una “sacudida” a lo que podría ser “inercia” de la política exterior.

“Es extremadamente llamativo su apelo para que se forme una alianza internacional para que se controle el desembolso de recursos al gobierno de Nicaragua para los programas humanitarios y sociales, los cuales ya han sido aprobado recientemente por el Fondo Monetario Internacional y por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), este es un salto cualitativo en el concepto de esta política en cuanto”, manifestó Matamoros.

El analista vislumbra que la “alianza” internacional podría ir dirigida a establecer medidas concretas “control” a los desembolsos que realizan los organismos multilaterales bajo las consideraciones de democracia, respeto de los derechos humanos, entre otros.

LEER MÁS: Albio Sires: Daniel Ortega acelera su marcha para consolidarse como "partido único", pide más presión

“Su llamado internacional para que se forme una coalición internacional para que le ponga presión al presidente Ortega, se respeten las normas internacionales en temas de democracia y derechos humanos, aquí vemos un círculo que se está cerrando, también está la carta de nueve senadores demócratas republicanos dirigida al embajador Sullivan en Nicaragua haciéndole un llamado para que tome todas las iniciativas diplomáticas a fin de que se respeten estos derechos, inclusive en lo que se refiere a los derechos de los presos políticos”, expresó el analista.

Además, el analista señala que la carta de los nueve senadores demócratas y republicanos, hay que “analizarla” en un contexto general debido a que la Unión Europea realizó planteamientos similares.

“Estamos viendo que se están acercando ¿cómo lidiar con una política exterior hacia el gobierno de Nicaragua? tanto en la cuestión de los principios libertad y democracia como con la cuestión de los desembolsos económicos y el peso específico que tienen los Estados Unidos y los Europeos, así como los organismos multilaterales están planteando democracia, respeto a los derechos humanos, elecciones de acuerdo a los estándares internacionales y en ese mismo sentido se está manifestando la Unión Europea. ¿Qué posibilidad hay de que el gobierno de Ortega dé una respuesta realista a estos planteamientos?”, señaló.

Según Matamoros, si Daniel Ortega hace caso “omiso” a los planteamientos se traducirá en más “distanciamiento internacional”, lo cual no le conviene a Nicaragua.

“Ignorarlos ahondará más a un distanciamiento de su gobierno (Ortega) con la comunidad internacional, corre el riesgo que el desembolso se ha congelado o sujetos a consideraciones técnicas que retrasarían muchísimo la implementación en Nicaragua y que de todas maneras está escrito en la pizarra que ese condicionamiento viene. Por otro lado,  al sector empresarial nicaragüense es una sacudida porque en el fondo de estos planteamientos el Senado norteamericano y los Europeos está poniendo en riesgo los acuerdos comerciales de asociación ¿Vale la pena el costo que se correría ignorando estas llamadas? ¿Qué es lo que quedaría para gobernar? ¿Qué espacio le quedaría a un gobierno sujeto a todas esas limitaciones si no se cumple con las disposiciones, estos acuerdos?”, se preguntó el analista.

Finalmente, Matamoros expresó que Daniel Ortega debe hacer “eco” de esos llamados y tomar acciones encaminadas a “derogar” leyes represivas.

LEER MÁS: COSEP rechaza confiscaciones contra medios y ONG que provocan inseguridad jurídica en Nicaragua

“Estamos ante un nuevo mundo, estamos ante una nueva etapa, comenzando un nuevo año prácticamente con condiciones que se han endurecido y que el marco de referencia es una advertencia clarísima contra el gobierno como hacia aquellos sectores potencialmente colaboracionistas con estas maniobras políticas que a la luz de todos estos actores son inaceptables y es un llamado de atención a una respuesta positiva, es imperativo para el gobierno del presidente Daniel Ortega dar eco, escucharlas y poner qué acciones se van a tomar y de las acciones que se han tomado cuáles deberían de ser derogadas”, puntualizó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ